Saltar a navegación

Diseñador de modas retribuye

Rolando Santana, diseñador de modas, es conocido por las prendas elegantes que confecciona para mujer. Lo que quizás las personas desconozcan es el vínculo que lo une a los Hospitales Shriners para Niños.

De niño, Santana fue diagnosticado con un caso leve de artrogriposis, una afección congénita que causa contracturas articulares en dos o más áreas del cuerpo, por lo general en las manos y los pies. Durante su niñez en México, Santana se sometió a varias cirugías para corregir los pies y las piernas, pero se le indicó que era muy joven para operarse las manos. Durante gran parte de su niñez, usó botas y yesos especiales.

Santana creció no preocupándose demasiado por la afección en sus manos y pies. Luego, un día en el que Santana y su madre estaban arriba de un autobús, una enfermedad de los Hospitales Shriners para Niños - Mexico City se les acercó y comenzó a preguntarles sobre sus manos. La mujer, que luego se convirtió en la enfermera de Santana, les sugirió que visitaran los Hospitales Shriners para Niños para hacerse revisar las manos. Poco tiempo después de ese encuentro, Santana se convirtió en paciente del Hospital Shriners de Mexico City. 

Luego, de adolescente, Santana se mudó a los Estados Unidos y se convirtió en paciente de los Hospitales Shriners para Niños - Filadelfia. Allí conoció a distintos especialistas y se sometió a varias cirugías y procedimientos para corregir las manos.

Sentar las bases del éxito

Santana considera que la experiencia y la atención que recibió en los Hospitales Shriners para Niños - Filadelfia forman una parte crucial de su éxito y fue lo que le permitió seguir su sueño de convertirse en diseñador de modas. 

"Los médicos me dieron la posibilidad de usar las manos más allá de cualquier cosa que pudiera haber imaginado, pero conocer a otros niños como yo me dio la fuerza suficiente para superar mis desventajas físicas. Me siento muy afortunado de que los Hospitales Shriners para Niños estuvieran allí para mí y formaran parte de mi historia", comentó Santana. "Por ello estaré siempre agradecido".

En la actualidad, Santana es uno de los diseñadores de modas más aclamados de New York City. Se inspira en el arte mexicano, en artistas famosos de todo el mundo y en su madre, quien lo acompaña incansablemente cuando confecciona vestidos. Le encanta hacer que las mujeres se sientan hermosas cuando usan sus creaciones. "Las mujeres son mis musas inspiradoras. Son clásicas, chic y femeninas. Me encanta diseñar para ellas; es mi pasión". 

Santana se asegura de retribuirle al lugar que lo ayudó a hacer realidad sus sueños. A pesar de que está muy ocupado, hace poco tiempo visitó el Hospital Shriners de Filadelfia, donde pasó su tiempo dibujando y realizando bocetos de diseños de moda con los niños. También compartió su propia experiencia con los pacientes que están pasando por una situación similar, dándoles esperanza y confianza.