La salud y la seguridad de nuestros pacientes, familiares y personal es nuestra máxima prioridad. Debido a la pandemia por COVID-19, el estado de Massachusetts exige que los hospitales cumplan con los criterios establecidos como parte del plan de reapertura . El Hospital Shriners de Boston completó su certificado de fase 1 el 27 de mayo de 2020, su certificado de fase 2 el 15 de junio de 2020 y su certificado de fase 3 el 13 de julio de 2020. El certificado de fase 3 se volvió a presentar y se ratificó el 16 de noviembre de 2020. El Hospital Shriners de Boston también completó y presentó el certificado de resurgimiento del estado el 16 de noviembre de 2020.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Información para visitantes de Hospitales Shriners para Niños - Boston.

Saltar a navegación

Etapas de atención de labio leporino y paladar hendido

Etapas de atención de labio leporino y paladar hendido

Infancia

El cirujano plástico repara el labio leporino poco después del nacimiento, por lo general entre los 1 y los 6 meses de edad, y repara el paladar hendido aproximadamente a los 12 meses de edad, antes de que el niño diga sus primeras palabras. Muchos niños con labio leporino desarrollan problemas de audición debido a las infecciones crónicas de oído. Este problema requiere la atención de un otorrinolaringólogo pediátrico.

Niñez

Un patólogo del habla y el lenguaje evalúa de manera rutinaria el desarrollo del habla de cada niño. Si se requiere tratamiento, el patólogo del habla trabaja con los padres, el niño y con el patólogo del habla local. En ocasiones se necesitan realizar cirugías adicionales cuando la terapia del habla no alcanza para mejorar la capacidad del niño de hablar normalmente.

La cirugía implica mejorar la función del paladar y de la faringe (garganta), por donde se dirige el aire necesario para producir el sonido. Antes de que el niño comience la escuela, cualquier malformación residual significativa que involucre al labio y a la nariz se corrigen quirúrgicamente para ayudar a minimizar los efectos psicológicos que pudiera producir la malformación facial. Los servicios pediátricos dentales y de ortodoncia comienzan a tener mayor importancia en el desarrollo de los dientes durante la última etapa de la niñez. Por lo general, a esta edad se realiza una cirugía para corregir la hendidura residual en el arco dental.

Adolescencia

Si bien casi todos los niños con labio leporino y paladar hendido necesitarán aparatos de ortodoncia, hay una cantidad inferior de niños que necesitarán cirugía ortognática (maxilar). En estos niños, el crecimiento de la mandíbula superior permanece debajo de la mandíbula inferior y la cara desarrolla una apariencia hendida a medida que el niño se desarrolla hacia la adolescencia. La cirugía requiere el reposicionamiento de las mandíbulas para mejorar la mordida y la apariencia del niño. El cirujano oral maxilofacial planifica cuidadosamente la cirugía con otros especialistas dentales (odontólogo, ortodoncistas y prostodoncista) para alcanzar el mejor resultado. Una vez que los huesos faciales están todos en la posición que corresponde, se completan las cirugías finales de nariz y labio.

Clínica para labio leporino y paladar hendido

La mayoría de los pacientes serán examinados por diferentes especialistas, incluidos el cirujano plástico, el cirujano oral, el ortodoncista, el patólogo del habla y el lenguaje, el dietista, personal de enfermería registrado y el enfermero a cargo de la coordinación de la atención. 

Consideraciones

No existe la posibilidad de que una sola cirugía corrija por completo los problemas médicos de su hijo.

La reconstrucción quirúrgica de los labios, la nariz, las encías y el paladar se deben sincronizar con el desarrollo del niño.

La necesidad de correcciones futuras depende de cómo se desarrolle la cara de su hijo. Es posible que al pasar el tiempo se necesiten otras cirugías para modificar los cambios a causa del crecimiento.

La manera en que se cierra una cicatriz depende de distintos factores:

  • Gravedad de la malformación facial
  • Tipo de cirugía que se realizó para la reparación
  • Atención prestada después de la cirugía
  • Capacidad de curación

No se puede obtener una simetría perfecta y es importante recordar que no existen individuos que tengan una simetría exacta tipo espejo. Es posible que los niños necesiten atención odontológica, ortodoncia y/o terapia del habla. Cada una de estas especialidades cumple un rol importante a lo largo de los diferentes períodos evolutivos del niño. Los niños con labio leporino necesitarán seguimiento desde la infancia hasta la adolescencia.