La salud y la seguridad de nuestros pacientes, familiares y personal es nuestra máxima prioridad. Debido a la pandemia por COVID-19, el estado de Massachusetts exige que los hospitales cumplan con los criterios establecidos como parte del plan de reapertura . El Hospital Shriners de Boston completó su certificado de fase 1 el 27 de mayo de 2020, su certificado de fase 2 el 15 de junio de 2020 y su certificado de fase 3 el 13 de julio de 2020. El certificado de fase 3 se volvió a presentar y se ratificó el 16 de noviembre de 2020. El Hospital Shriners de Boston también completó y presentó el certificado de resurgimiento del estado el 16 de noviembre de 2020.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Información para visitantes de Hospitales Shriners para Niños - Boston.

Saltar a navegación

Preparar a su hijo

Preparar a su hijo

La hospitalización puede ser un momento estresante tanto para usted como para su hijo. Sus opiniones sobre la hospitalización pueden afectar las emociones y el comportamiento de su hijo, así que recuerde hablar de manera positiva cerca de su hijo cuando se refiera a la internación prevista en los Hospitales Shriners para Niños - Boston. La honestidad será importante para su hijo. Asegúrese de hacer todas las preguntas que tenga al médico de su hijo. Lo desconocido del entorno hospitalario puede ser atemorizante. Al ayudar a su hijo a prepararse, usted también puede convertir la experiencia en el hospital en algo positivo. Un especialista en desarrollo infantil estará disponible para ayudarle a su hijo a comprender acerca de su próxima visita.

Niños más pequeños

  • Lea historias o vea videos con su hijo sobre ir al hospital.
  • Anímelo a jugar al doctor. Permita que su hijo hable sobre lo que siente y lo que piensa.
  • Deje que su hijo tenga materiales de ayuda. Deje que su hijo elija algunos de sus artículos favoritos para traer al hospital.
  • Sepa qué reconforta a su hijo y comparta esos métodos con los miembros del personal que ayudarán a atender a su hijo.
  • Explique a los niños pequeños que la hospitalización no es un castigo, sino la posibilidad de ir a un lugar donde los niños se curan.

Adolescentes

  • Consiga que su hijo adolescente hable con alguien que haya vivido una hospitalización similar.
  • Anímelo a mantener contacto con familiares y amigos a través de visitas, llamadas telefónicas, email o correo.
  • Prepare materiales de apoyo para la estancia en el hospital de su hijo adolescente.
  • Recuérdele incluir artículos personales y especiales (fotos de amigos y familiares, música). Deje los objetos de valor en casa.

Hermanos

Las hospitalización también puede ser estresante para los hermanos y hermanas en casa. Su rutina diaria puede verse alterada por la ausencia de uno de sus cuidadores. Los hermanos y hermanas pueden sufrir la sensación de aislamiento. Para aliviar la ansiedad posible recuerde:

  • Alentar a los hermanos a comprender la hospitalización.
  • Estimular el contacto entre los hermanos y el hijo hospitalizado.
  • Seguir siendo comprensivo con los hermanos que quedan en casa.
  • Intentar seguir con su rutina tanto como sea posible.
  • Si los hermanos no pueden visitar el hospital, ayudarlos a sentirse incluidos sugiriendo que preparen objetos decorativos o tarjetas con deseos de recuperación.

Cuando no hay tiempo para prepararse

La hospitalización puede ser repentina si su hijo sufrió una lesión. Tener poco tiempo, o nada de tiempo, para prepararse para la experiencia y no saber qué esperar puede ser abrumador. Los niños pueden sentir angustia por los eventos no planificados. Usted puede ayudar a su hijo durante este momento difícil.

Sea honesto. Responda a las preguntas de su hijo de manera abierta y honesta, sea general y no haga promesas. Es apropiado ser sincero con su hijo cuando no sabe la respuesta a una pregunta. En estas ocasiones, le puede hacer saber a su hijo que consultará con el equipo del tratamiento para conseguir la información.

Sea comprensivo en todo momento. Usted es la fuente de consuelo y amor de su hijo.