La salud y la seguridad de nuestros pacientes, familiares y personal es nuestra máxima prioridad. Debido a la pandemia por COVID-19, el estado de Massachusetts exige que los hospitales cumplan con los criterios establecidos como parte del plan de reapertura . El Hospital Shriners de Boston completó su certificado de fase 1 el 27 de mayo de 2020, su certificado de fase 2 el 15 de junio de 2020 y su certificado de fase 3 el 13 de julio de 2020. El certificado de fase 3 se volvió a presentar y se ratificó el 16 de noviembre de 2020. El Hospital Shriners de Boston también completó y presentó el certificado de resurgimiento del estado el 16 de noviembre de 2020.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Información para visitantes de Hospitales Shriners para Niños - Boston.

Saltar a navegación

Lo que buscamos

noticias Noticias Jueves, 10 de diciembre de 2020 Jueves, 14 de noviembre de 2019 1:02 PM - Jueves, 14 de noviembre de 2019 1:02 PM

¡Ya empezó a hacer frío afuera!

Los Hospitales Shriners para Niños - Boston brindan consejos de seguridad contra incendios para tener en cuenta en la temporada de frío

¡Ya empezó a hacer frío afuera!

Se acerca el invierno y la gente de New England está comenzando a pasar más tiempo en casa para resguardarse del frío. Este cambio de hábitos conlleva un riesgo en lo que respecta a la posibilidad de incendios; un riesgo que puede evitarse si se toman ciertas medidas de seguridad.

Según la National Fire Protection Association (Asociación Nacional de Protección contra Incendios), los equipos de calefacción son una de las causas principales de incendios en los hogares de los EE. UU., y la primera causa de muertes por incendio en el hogar. Al aumentar la cantidad de personas que cocinan en ambientes cerrados o usan sistemas de calefacción de interiores, el riesgo de incendios se intensifica notablemente. Además, las tormentas invernales pueden interrumpir el suministro de electricidad y obligar a los residentes a recurrir a fuentes de calor poco seguras.

Si bien ayudan a mantener el calor, los calentadores representan un riesgo extremo de incendio. Si debe usarlos, tenga en cuenta estas recomendaciones:

Consejos de seguridad de la NFPA con respecto a los calentadores:

  • Compre un calentador que tenga el sello de un laboratorio de pruebas habilitado.
  • Mantenga el calentador al menos a 3 pies de distancia de cualquier cosa que pueda quemarse, incluso de personas.
  • Elija un calentador con termostato y protección contra sobrecalentamiento.
  • Coloque el calentador en una superficie plana y dura.
  • Asegúrese de que su calentador tenga la función de apagado automático para que se apague solo si se vuelca.
  • Mantenga a los niños alejados del calentador.
  • Enchufe el calentador directamente en el tomacorriente. Nunca lo use con un cable de extensión.
  • Debe apagar y desenchufar el calentador cuando salga de la sala o se vaya a dormir. 

Las estufas de leña y las chimeneas también suponen un riesgo considerable para la seguridad durante el invierno. Los padres y los tutores deben tener especial cuidado con los niños cuando estén cerca de estufas y chimeneas. Estas fuentes de calefacción son responsables tanto de las quemaduras por contacto, en las manos u otras partes del cuerpo de los niños, como de las quemaduras por llamas. Lamentablemente, las quemaduras por contacto con estufas de leña han sido causa de muchas visitas a los Hospitales Shriners para Niños - Boston.

Antes de encender la estufa, la chimenea o cualquier fuente de calefacción portátil, asegúrese de que sus detectores de humo hayan sido instalados correctamente y tengan baterías que funcionen bien. 

Tenga en cuenta estos consejos al usar su estufa de leña esta temporada:

  • Si la estufa es de leña, use solo madera estacionada, bien SECA. Si la estufa lleva pellets, use solo los hechos con madera seca, bien estacionada.
  • Limpie periódicamente el interior de la estufa con un cepillo de alambre.
  • Guarde el manual en un lugar de fácil acceso, para poder consultar con frecuencia las instrucciones de mantenimiento.
  • Todos los años, haga limpiar y revisar la estufa por un profesional para cerciorarse de que funcione en forma segura y eficiente.
  • Establezca un área de tres pies "no apta para niños" alrededor de la estufa para recordarles que no se paren directamente frente a ella. Muchas quemaduras se producen cuando los niños se acercan demasiado a una fuente de calefacción para calentarse las manos, la cara o las nalgas.

¿A quién no le gusta la calidez de un fuego acogedor? Además de generar un ambiente confortable y de gran belleza, representan una gran fuente de calefacción. Si bien las chimeneas son muy apreciadas, debe tratarlas con suma precaución, tanto si son tradicionales como si funcionan con gas.

En materia de seguridad, la regla básica más importante para las chimeneas es delimitar una zona de tres pies "no apta para niños". Quemarse con una chimenea siempre es posible, independientemente del tipo de chimenea que tenga en su casa, y aunque tenga un vidrio frontal o pantalla protectora.

Si tiene una chimenea tradicional:

  • Llame a un profesional para que revise y limpie su chimenea antes de encender el primer fuego del año.
  • Asegúrese de que el regulador de tiro esté abierto antes de encender el fuego.
  • En su chimenea, solo use leña estacionada o leños especiales para iniciar el fuego. NUNCA queme basura, madera verde o papel, ya que estos materiales pueden causar la acumulación de creosota y generar un fuego demasiado intenso y, por lo tanto, difícil de controlar.
  • Coloque una pantalla que cubra todo el hueco de la chimenea y sea suficientemente pesada para detener los leños que puedan rodar.
  • No use ropa holgada cuando prepare, encienda o alimente el fuego.
  • Cerciórese de que el fuego se haya extinguido por completo antes de irse a dormir. Nunca deje una llama encendida sin vigilancia.
  • Ponga las cenizas ya frías en un recipiente de metal cerrado herméticamente y guárdelo fuera de su casa.

Las chimeneas de gas son más seguras que las de leña tradicionales. Sin embargo, eso no significa que los propietarios puedan omitir las precauciones básicas.

Si tiene chimenea de gas:

  • Asegúrese de mantener una zona despejada de 3 pies y NUNCA apoye nada directamente contra el vidrio.
  • Si la chimenea tiene un control remoto, mantenerlo fuera del alcance de los niños.
  • Las chimeneas de gas tienen un panel de vidrio que separa el sector de fuego del resto del ambiente. Sin embargo, el vidrio se puede calentar mucho, lo suficiente como para que alguien se queme de forma severa. Si los niños están en la casa, no la encienda o insista en que todos respeten las reglas y la zona que debe quedar despejada.
  • Considere la posibilidad de equipar su chimenea de gas con una protección térmica de doble vidrio. Aumenta la seguridad porque está compuesta por una barrera de vidrio interior y otra exterior. En el medio hay una capa de ventilación que libera el calor de manera segura en el ambiente.

Esta temporada, asegúrese de que tanto usted como su familia estén preparados para enfrentar los meses más fríos. Garantice su seguridad y su comodidad siguiendo estos consejos.

En el desafortunado caso de que un niño sufra una herida por quemaduras, el Hospital Shriners de Boston está aquí para ayudar. Llame al 844-856-8347 por derivaciones de urgencia o al 617-722-3000 para obtener más información.

Si desea brindar apoyo a los niños que reciben tratamiento aquí en los Hospitales Shriners para Niños - Boston, considere la posibilidad de hacer una donación y elegir el hospital de Boston al donar en línea.