En los Hospitales Shriners para Niños, la salud y la seguridad de los pacientes, familiares, voluntarios y personal es nuestra máxima prioridad. Debido al avance de la situación causada por la COVID-19, estamos haciendo un seguimiento riguroso de las actualizaciones enviadas por los departamentos de salud locales y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y estamos respetando sus recomendaciones al pie de la letra.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Información para visitantes de Hospitales Shriners para Niños - Greenville.

Saltar a navegación

Olivia

Olivia

Cuando Olivia aprendió a caminar, caminaba en puntas de pie sin apoyar los talones en el suelo. El médico familiar de Olivia recomendó que vieran a un neurólogo. Sospechaba de una parálisis cerebral y, a la edad de 2 años, Olivia fue llevada a los Hospitales Shriners para Niños, donde se confirmó el diagnóstico. Su diagnóstico específico fue parálisis cerebral espástica, que causa rigidez e inmovilidad en ambas piernas.

Los médicos de Olivia en los Hospitales Shriners para Niños de Greenville probaron varias opciones de tratamiento, incluidos el yeso, el estiramiento y los tratamientos con Botox. A medida que avanzaba el tiempo, se desarrollaron más problemas de movimiento y habilidad; no podía caminar con sus pies apoyados en el piso o quedarse de pie. Su afección le impedía disfrutar de actividades propias de su edad.

Se realizó un análisis de su marcha en el centro de análisis de movimiento del hospital, que arrojó datos detallados sobre su patrón de marcha y ayudó al equipo médico a determinar la mejor opción de tratamiento.

"El laboratorio de movimiento fue fundamental en su tratamiento", dijo la mamá de Olivia. "¡El personal es maravilloso y a Olivia le encantaba parecerse a un robot!"

Luego de revisar los datos del análisis de Olivia, su equipo médico recomendó una cirugía para alargar los nervios y tendones de los talones.

Gracias a la exitosa cirugía y la terapia de rehabilitación, Olivia, quien ahora tiene 10 años, tiene un patrón de marcha perfecto y puede correr, bailar, saltar del trampolín, montar una bicicleta y compartir actividades con sus pares. Dice que su parte favorita de poder caminar apoyando los pies son los zapatos que puede usar.

"Antes de la cirugía, no podía usar zapatos normales", dice Olivia. "Pero ahora, ¡no puedo parar de comprarme zapatos!"

Olivia fue elegida como embajadora nacional 2013 de los Hospitales Shriners para Niños por su historia única de fortaleza y coraje. Pasó el año viajando por el país, disertando en eventos y ayudando a generar conciencia sobre los Hospitales Shriners para Niños.

Conozca a algunos de nuestros otros pacientes especiales.