En los Hospitales Shriners para Niños, la salud y la seguridad de los pacientes, familiares, voluntarios y personal es nuestra máxima prioridad. Debido al avance de la situación causada por la COVID-19, estamos haciendo un seguimiento riguroso de las actualizaciones enviadas por los departamentos de salud locales y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y estamos respetando sus recomendaciones al pie de la letra.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Información para visitantes de Hospitales Shriners para Niños - Greenville.

Saltar a navegación

Conner

Conner

"Nunca renuncies a tus sueños. No dejes que nada se interponga en tu camino", es el lema que encarna Conner, de 14 años. Conner sueña con convertirse en una estrella del tenis. Debido a que nació con deficiencia femoral focal proximal (PFFD) en ambas piernas, Conner podría haber tenido que quedarse sentado al lado de la cancha. La PFFD es una afección en la que el extremo del hueso más cercano a la cadera es muy corto, lo que hace que el pie de Conner quede conectado a las piernas sin tobillos, fémures o rodillas. Después de consultar con los cirujanos de los Hospitales Shriners para Niños - Greenville, sus padres tomaron la decisión de hacer que le amputaran las piernas cuando tenía dos años.

Luego de la cirugía, Servicios ortopédicos y prostéticos pediátricos - Southesast, LLC, del hospital le hizo a Conner su primer juego de piernas. Junto con sus prótesis de piernas, el hospital también le hizo un juego de piernas muy cortas, conocidas como prótesis temporales. Las prótesis temporales eran para proteger los extremos de las piernas mientras corría por toda la casa. Luego de usar las prótesis de piernas durante un año aproximadamente, Conner decidió que lo retrasaban demasiado. Ya que quería velocidad, eligió usar las prótesis temporales todo el tiempo.

Alentado por sus padres para no dejar que nada se interponga en su camino, Conner comenzó a jugar tenis. Pronto estuvo jugando contra niños sin discapacidades en torneos locales; incluso ganó su primer partido de dobles y varios partidos de individuales. Cuando empezó a ganar, también empezó a inspirar a otros. Conner dice: "Solo tienes que tener una actitud positiva, divertirte y no preocuparte por errar un golpe". A lo largo de los años, Conner ha ganado varios premios por su determinación e inspiración dentro y fuera de la cancha. Ganó el premio Peggy Gold Spirit Award, el premio Hal Southern Boy's 12 Sportsmanship Award, y fue nombrado Jugador Sobresaliente de la Escuela Intermedia en North Carolina.

A medida que ha crecido, sus contrincantes se han vuelto más altos y más rápidos que él, por lo que está empezando a jugar tenis en silla de ruedas. Conner ganó en el primer torneo de tenis en silla de ruedas que jugó. Conner ha asistido a varios torneos profesionales e incluso ha podido jugar con muchos jugadores de tenis profesional, entre ellos Andy Roddick, Jim Courier y John Isner. El verano pasado fue invitado al U.S. Open y pudo conocer a su jugador favorito, Rafael Nadal.

Algunos de sus animadores más grandes son sus médicos, sus enfermeras y el personal del Hospital Shriners de Greenville. Esperan ver a Conner algún día compitiendo en el U.S. Open, en la división de sillas de ruedas. Conner y su familia dicen que les encanta el Hospital Shriners de Greenville y agregan: "Siempre nos hemos sentido muy cómodos en el hospital y estamos complacidos con la excelente atención que ha recibido, y que sigue recibiendo, Conner".

Conner actualmente es el mejor jugador de tenis en silla de ruedas en categoría Juvenil en los EE. UU. ¡Ocupa el puesto número 21 en el mundo!

Conner ha sido Paciente Embajadordel Hospital Shriners de Greenville por más de siete años.

Conozca a algunos de nuestros otros pacientes especiales.