En los Hospitales Shriners para Niños, la salud y la seguridad de los pacientes, familiares, voluntarios y personal es nuestra máxima prioridad. Debido al avance de la situación causada por la COVID-19, estamos haciendo un seguimiento riguroso de las actualizaciones enviadas por los departamentos de salud locales y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y estamos respetando sus recomendaciones al pie de la letra.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Información para visitantes de Hospitales Shriners para Niños - Greenville.

Saltar a navegación

Dominic

Dominic

Dominic siempre ha sido un niño lleno de energía. Al igual que todos los niños, le gustaba estar en el patio y al aire libre. A Dominic le encantaba especialmente hacer jardinería y cortar el pasto con su abuelo, y plantar flores con su abuela. El 8 de junio de 2007, nuestra familia aprendió muy rápido lo peligrosa que puede ser una cortadora de césped para un niño pequeño.

Dominic de cuatro años estaba cortando el pasto con su abuelo. Cuando terminaron, el abuelo dejó a Dominic en el porche y fue a guardar la cortadora de pasto en el edificio. Dominic decidió jugar un juego con su abuelo y se escondió detrás de la cortadora donde su abuelo no podía verlo. Cuando su abuelo retrocedió y dejó la cortadora, accidentalmente se llevó por delante a Dominic. El pie izquierdo de Dominic estaba completamente comprometido, y una hoja enorme le cortó el muslo, y sufrió varios cortes en su cuerpo pequeño.

Dominic entró en shock. Los paramédicos actuaron rápido y lo llevaron a un hospital y luego a otro de urgencia. Para mí fue increíble que a minutos de llegar al hospital me dijeron que un Shriner nos había contactado y garantizaba que a Dominic lo atenderían en los Hospitales Shriners para Niños de Greenville.

Dominic permaneció en la unidad de cuidados intensivos pediátricos por 11 días, donde le hicieron 10 cirugías. Durante la estadía, pudimos recorrer el Hospital Shriners de Greenville. El personal fue increíble y nos recibió con los brazos abiertos. Dominic ha sido paciente del Hospital Shriners de Greenville desde entonces. Ahora con 12 años, visita el hospital cada seis meses donde revisan su extremidad, caderas y la estabilidad en su prótesis.

El Hospital Shriners de Greenville es un lugar asombroso que brinda apoyo emocional a la familia y al niño. Les muestran a los pacientes que no hay nada que no puedan superar. Cuando era una pequeña que acababa de pasar por una tragedia, Dominic necesitaba gente como esa en su vida.

Estoy tan orgullosa del hombrecito en que Dominic se ha convertido. Es increíble ver a un niño pasar por tanto en su vida y no dejar que lo detenga. La gente dice que los niños son muy resilientes. Estoy muy orgullosa de ser la mamá de Dominic porque él ha demostrado a todos que la afirmación es correcta. No hay obstáculo que no pueda superar y él no deja que su discapacidad se interponga en su camino. 

El accidente con la cortadora de pasto me enojó mucho porque estaba preocupada sobre lo que le iba a pasar a Dominic en el futuro. Ahora sé que Dominic va a estar bien. El tiene su familia y amigos, y el apoyo de los Hospitales Shriners para Niños de Greenville.

Conozca a algunos de nuestros otros pacientes especiales.