En los Hospitales Shriners para Niños, la salud y la seguridad de los pacientes, familiares, voluntarios y personal es nuestra máxima prioridad. Debido al avance de la situación causada por la COVID-19, estamos haciendo un seguimiento riguroso de las actualizaciones enviadas por los departamentos de salud locales y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y estamos respetando sus recomendaciones al pie de la letra.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Información para visitantes de Hospitales Shriners para Niños - Greenville.

Saltar a navegación

Parálisis del plexo braquial

Parálisis del plexo braquial

La parálisis del plexo braquial es una enfermedad que afecta el movimiento y la sensibilidad del brazo y la mano. El plexo braquial es una estructura nerviosa situada entre el cuello y los hombros responsable de controlar la función muscular del tórax, los brazos las manos y el hombro. La parálisis del plexo braquial ocurre cuando el brazo, la mano o el hombro están debilitados o paralizados a causa de una lesión del plexo braquial provocada por la compresión o el estiramiento de estos nervios.

La parálisis del plexo braquial ocurre durante el parto; los nervios del recién nacido pueden estirarse, comprimirse o desgarrarse por la fuerza ejercida al extraerlo por el canal de parto.

Lesiones asociadas a la parálisis del plexo braquial

Neuropraxia> es una lesión del nervio producida por el estiramiento pero que no lo desgarra. Es el tipo más común de esta afección y estas lesiones generalmente se recuperan solas al cabo de tres meses.

Neuroma: es una lesión por estiramiento que daña las fibras nerviosas y genera el tejido de la cicatriz. El tejido de la cicatriz ejerce presión sobre el nervio o interfiere con la función del sistema nervioso.

Ruptura: una ruptura ocurre cuando el nervio se desgarra.

Avulsión: una avulsión ocurre cuando las raíces nerviosas se desgarran de la médula espinal. Es el tipo de lesión más grave.

Signos de la parálisis del plexo braquial

Los síntomas de la parálisis del plexo braquial son:

  • Falta de sensibilidad en uno o ambos brazos
  • Parálisis total o parcial del brazo
  • Debilidad en uno o ambos brazos

Diagnosticar la parálisis del plexo braquial

El médico de su hijo puede diagnosticar la parálisis del plexo braquial a través de un examen físico que determine si hay algún tipo de debilidad en el brazo o las extremidades superiores. Para asegurarse de que el diagnóstico sea correcto, es posible que su hijo sea sometido a otras pruebas tales como:

Radiografías: esto revelará si hay otros daños en los huesos o la articulaciones del cuello y el hombro.

Electromiograma o estudio de conducción de nervios estas pruebas pueden determinar la actividad nerviosa de los músculos del brazo superior.

Tratamiento de la parálisis del plexo braquial

Los tratamientos que ofrecen los Hospitales Shriners para Niños pueden variar y dependen de la gravedad del desgarro y del daño que sufrieron los nervios. El tratamiento incluye:

Fisioterapia y terapia ocupacional 

Usted y su hijo trabajarán junto con los terapeutas para aprender ejercicios y estiramientos para mejorar la capacidad de movimiento. Estos ejercicios y técnicas de estiramiento son importantes para mantener la movilidad de los músculos y las articulaciones tanto como sea posible. Estos ejercicios también pueden hacerse en la casa como entrenamiento de rutina para evitar la rigidez permanente en las articulaciones y los músculos de su hijo.

Tratamiento quirúrgico

Transferencia del tendón: consiste en reubicar los tendones, el tejido conectivo entre el músculo y el hueso, de una zona a otra. Este proceso de transferencia permite mejorar la movilidad del hombro y la muñeca además de la posición del codo y el agarre de la mano.

Osteotomía: es un procedimiento quirúrgico a través del cual se puede acortar, alargar o corregir los huesos del niño a fin de mejorar la función de las extremidades superiores.

Nuestros pacientes