En los Hospitales Shriners para Niños, la salud y la seguridad de los pacientes, familiares, voluntarios y personal es nuestra máxima prioridad. Debido al avance de la situación causada por la COVID-19, estamos haciendo un seguimiento riguroso de las actualizaciones enviadas por los departamentos de salud locales y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y estamos respetando sus recomendaciones al pie de la letra.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Información para visitantes de Hospitales Shriners para Niños - Greenville.

Saltar a navegación

Síndrome de bandas amnióticas

Síndrome de bandas amnióticas

Síndrome de bandas amnióticas

El síndrome de bandas amnióticas (ABS) ocurre cuando el feto se enreda en las bandas amnióticas que son como hebras fibrosas. Estas hebras dentro del útero restringen el flujo de sangre lo que afecta el desarrollo y crecimiento del bebé y causa malformaciones de los brazos, rostro, piernas y dedos de las manos y los pies.

En algunos casos, una banda de tipo fibroso se enreda alrededor de una de las extremidades del bebé y probablemente necesite ser amputada. Algunos recién nacidos pueden tener paladar hendido si las bandas atraviesan su rostro o pueden nacer con pie equino varo si las bandas se enredan alrededor del pie.

Este ABS es causado por un daño a una parte de la placenta llamada amnios. La sangre llega al feto a través de la placenta mientras crece dentro del útero de la madre. El ABS no es genético y no es causado por algo que hizo o dejó de hacer la madre durante el embarazo.

Signos del síndrome de bandas amnióticas

Los tipos de malformaciones varían según la parte del cuerpo en la cual la banda restringe el flujo de sangre. Los síntomas del ABS incluyen:

  • Una fisura anormal en el rostro del recién nacido, conocida como hendidura.
  • Amputación congénita, la falta de una parte de la extremidad o del miembro en su totalidad
  • Defectos físicos en el abdomen o la pared torácica
  • Una banda permanente o marca de hendidura en el brazo, la pierna o en los dedos de la mano o del pie

Diagnosticar el síndrome de bandas amnióticas

Como el ABS ocurre en el útero de la madre y los defectos son visibles, su médico es capaz de diagnosticar este síndrome cuando nace el bebé.

La evaluación y el tratamiento del síndrome de bandas amnióticas

Los Hospitales Shriners para Niños ofrecen un tratamiento para el síndrome de bandas amnióticas (ABS) según la gravedad de las malformaciones. En algunos casos, es posible que la malformación de un niño no sea grave y el tratamiento no sea necesario. Los niños con ciertos defectos físicos o deficiencias en las extremidades pueden recibir terapia física u ocupacional para contribuir con su crecimiento y desarrollo.

En los casos en los que el síndrome de bandas amnióticas afectó a una extremidad, los niños pueden recibir una prótesis. Estos aparatos pueden comenzar a utilizarse cuando los niños son muy pequeños, por lo general cuando su desarrollo neurológico les permite mantenerse de pie y caminar (por lo general entre los 12 y 18 meses de edad). Algunas veces, es necesario recurrir a una cirugía para mejorar el área donde se colocará la próstesis.