Para el Hospital Shriners para Niños México la salud y seguridad de nuestros pacientes, sus familias, voluntarios y el personal, son la máxima prioridad.

Con el avance de la situación actual de COVID-19, continuamos monitoreando muy de cerca las actualizaciones emitidas por la Secretaría de Salud dando seguimiento puntual a todas las recomendaciones.

Si su hijo tiene programada una cita, le pedimos de favor comunicarse al número de teléfono abajo.

Hospitales Shriners para Niños — México información del visitante

Skip to navigation

What we're up to

news News Monday, September 28, 2020 Monday, September 28, 2020 4:31 PM - Monday, September 28, 2020 4:31 PM

Displasia de cadera en niños

La importancia de la detección temprana

Displasia de cadera en niños

El Hospital Shriners es pionero en América Latina en tener una clínica de cadera dirigida a pacientes con esta patología a partir de los tres meses de edad brindando el seguimiento a este tratamiento. Respecto al tema, entrevistamos al Dr. Roberto Galván, quien es jefe del departamento de enseñanza y de la clínica de patología de cadera para hablar sobre la importancia de un diagnóstico temprano.

¿Cómo detectar la displasia de cadera infantil? 
El Doctor Galván comenta que es posible detectar el padecimiento al momento de cambiar el pañal del paciente "al hacerlo es posible notar si existe una limitación al abrir las piernas del menor, es decir a la hora de hacer una abducción, al intentarlo se puede percibir un sonido de clic. Cuando esto es unilateral, es decir de un solo lado, nos damos cuenta que no abre bien sus piernas, o a la hora de levantar los miembros inferiores, observamos que existe una asimetría de pliegues de las piernas y los glúteos. También es posible confirmar el diagnóstico mediante ultrasonografía que es de gran eficiencia antes de los tres meses de edad", nos comentó. 

Factores de riesgo:

  • Predisposición genética.
  • Mecánicos: Oligohidramnios (poco líquido amniótico), primer embarazo, anomalías uterinas, presentación podálica, es decir, si en el vientre el paciente viene de presentación pélvica o sentado. En este caso es prácticamente obligatorio tomar un ultrasonido, o una radiografía si es después de los tres meses, para descartar esta patología.
  • Comportamiento cultural: envolver al bebé con las piernas juntas como "taquito". Si se trataba de un padecimiento incipiente, con esta posición se empeora el problema del paciente.

Esta patología es más común en mujeres, con una prevalencia de 8 a 1, más frecuente de lado izquierdo, después bilateral y después de lado derecho. Se da mayormente en raza blanca. 
"Lamentablemente aquí en el Hospital nos tocan casos que no fueron detectados a tiempo y el tratamiento debe ser quirúrgico. Dependiendo la edad del paciente es el tipo de tratamiento que se llevará a cabo. Por ello la importancia de detectar con tiempo el padecimiento, pues el tratamiento es abismalmente distinto y el pronóstico es diferente". 

¿Cuáles son los tratamientos que se aplican en el Hospital Shriners para tratar este padecimiento? 
Cuando se detecta a tiempo, es posible tratarlo con métodos conservadores, como lo es el arnés de Pavlik o cojines abductores. Si al paciente no se le detectó el problema y la cadera está totalmente luxada, en este caso se requiere tratamiento quirúrgico, "son cirugías laboriosas, y complicadas y aquí en el Hospital Shriners es mundialmente el lugar donde más se realizan" explica el Doctor Galván.

SI este padecimiento no se detecta de forma oportuna, y solo se percibe como algo "insignificante", puede ser un paciente que cuando sea adolescente o adulto joven, presente una coxalgia o dolor de cadera temprano, lo que puede terminar en un reemplazo articular de cadera. Se ha descrito que pacientes que necesitan una prótesis de cadera antes de los 60 años, tuvieron una patología de la cadera "insignificante" y que se está manifestando como una artrosis temprana o un desgaste temprano de la cadera.

Recuperación del paciente

Cuando al paciente se le ha tenido que realizar una cirugía se debe inmovilizar de 6 a 12 semanas, después se requiere un proceso de rehabilitación que puede ir desde los 2 hasta los 6 meses. En algunos casos se requiere una segunda operación. 

La importancia de un diagnóstico temprano
"Lo que intentamos es que el diagnóstico sea a una edad temprana. Ante cualquier sospecha es necesario tomar una radiografía y prevenir un avance del padecimiento, pues son patologías donde hay que dar un seguimiento el resto de la vida si se llega a tener una cirugía" comparte el doctor Galván.

El Mensaje
“Ante cualquier duda de limitación a la abducción, asimetría de pliegues, o al escuchar el “clic” al mover las piernas del menor, acudan a tomar un ultrasonido si es antes de los tres meses, o una radiografía, si es mayor a tres meses, pero no dejarlo pasar, acudir al médico e insistan en preguntar sus dudas ” concluye el Dr. Galván.