Saltar a navegación

Preparar a su hijo

Preparar a su hijo

Si su hijo debe ser atendido o internado en un centro médico, puede ser una situación muy estresante, tanto para él como para usted. Lo que usted siente sobre la consulta puede afectar las emociones y el comportamiento de su hijo, así que recuerde hablar de manera positiva cerca de su hijo cuando se refiera a la consulta prevista en el Centro Médico Shriners para Niños. La honestidad será importante para su hijo. Asegúrese de hacer todas las preguntas que tenga al médico de su hijo. Lo desconocido de un centro médico puede ser atemorizante. Al ayudar a su hijo a prepararse, puede lograr que la experiencia le resulte más positiva.

Niños más pequeños

  • Lean historias o miren videos con su hijo acerca de acudir al centro médico.
  • Anímelo a jugar al doctor. Permita que su hijo hable sobre lo que siente y lo que piensa.
  • Deje que su hijo tenga materiales de ayuda. Que elija algunos de sus elementos favoritos para llevar al centro médico.
  • Sepa qué reconforta a su hijo y comparta esos métodos con los miembros del personal que ayudarán a atender a su hijo.
  • Transmita a sus hijos la certeza de que ir al centro médico no es un castigo, sino una oportunidad de visitar un lugar donde los niños sanan.

Adolescentes

  • Consiga que su hijo adolescente hable con alguien que haya vivido una experiencia similar.
  • Anímelo a mantener contacto con familiares y amigos a través de visitas, llamadas telefónicas, email o correo.
  • Recuérdele llevar artículos personales y especiales, como fotos de familiares y amigos o música. Deje los objetos de valor en casa.

Hermanos

El centro médico también puede resultar estresante para los hermanos. Su rutina diaria puede verse alterada por la ausencia de uno de sus cuidadores. Los hermanos y hermanas pueden sufrir la sensación de aislamiento. Para aliviar la ansiedad posible recuerde:

  • Procure que los hermanos entiendan de qué se trata la cirugía.
  • Seguir siendo comprensivo con los hermanos que quedan en casa.
  • Si los hermanos no pueden acompañarlo, pídales que preparen decoraciones y tarjetas de buenos deseos para que sientan que son parte del proceso.

Cuando hay poco tiempo para prepararse

Si su hijo se lesiona, la cirugía puede ser necesaria repentinamente. Tener poco tiempo, o nada de tiempo, para prepararse para la experiencia y no saber qué esperar puede ser abrumador. Los niños pueden sentir angustia por los eventos no planificados. Puede ayudar a reducir el temor de su hijo por la cirugía al compartir con el o ella nuestro video Antes de la cirugía en el Centro Médico Shriners para Niños.

Sea honesto. Responda a las preguntas de su hijo de manera abierta y honesta, sea general y no haga promesas. Es apropiado ser sincero con su hijo cuando no sabe la respuesta a una pregunta. En estas ocasiones, le puede hacer saber a su hijo que consultará con el equipo del tratamiento para conseguir la información.

Sea comprensivo en todo momento. Usted es la fuente de consuelo y amor de su hijo.