Saltar a navegación

Preparar a su hijo

Preparar a su hijo

Preparar a su hijo

Al ingresar al Hospital Shriners de Northern California, uno se siente inmediatamente animado por el atrio de ocho pisos que se alza hacia el cielo. Simboliza la noción de que el potencial humano no tiene límites y sirve como trasfondo inspirador para la atención compleja, compasiva e integral que es la marca distintiva de los Hospitales Shriners para Niños.

Al entrar a las instalaciones de avanzada uno rápidamente se siente reconfortado por el hecho de que los Hospitales Shriners están diseñados específicamente para atender a niños y familias, con un equipo profesional dedicado a tratar a los pacientes en mente, cuerpo y espíritu. En todo momento se consideran las necesidades de toda la familia, lo que refleja el enfoque a la atención centrada en la familia.

Para los pacientes y familiares, la estancia en el hospital empieza con un recibimiento cálido por parte del personal dedicado y voluntarios que asisten y guían a todos los ingresan al hospital para que lleguen a su destino. Todo el equipo profesional -desde médicos y enfermeros hasta terapeutas y especialistas puericultores- trabajan para aliviar la ansiedad y normalizar la experiencia en el hospital. En cada rincón hay un integrante del equipo profesional listo y dispuesto a responder preguntas y a guiar a los pacientes y familiares durante su estancia en el hospital.

La hospitalización puede ser un momento estresante tanto para usted como para su hijo. Sus opiniones sobre la hospitalización pueden afectar las emociones y el comportamiento de su hijo, así que recuerde hablar de manera positiva cerca de su hijo cuando se refiera a la internación prevista en los Hospitales Shriners. La honestidad será importante para su hijo. Asegúrese de hacer todas las preguntas que tenga al médico de su hijo. Lo desconocido del entorno hospitalario puede ser atemorizante. Al ayudar a su hijo a prepararse también puede convertir la experiencia en el hospital en algo positivo.

Niños más pequeños

  • Lea historias o vea videos con su hijo sobre ir al hospital.
  • Anímelo a jugar al doctor. Permita que su hijo hable sobre lo que siente y lo que piensa.
  • Deje que su hijo tenga materiales de ayuda. Déjelo elegir algunos de sus artículos favoritos para traer al hospital.
  • Sepa qué reconforta a su hijo y comparta esos métodos con los miembros del personal que ayudarán a atender a su hijo.

Adolescentes

  • Consiga que su hijo adolescente hable con alguien que haya vivido una hospitalización similar.
  • Anímelo a mantener contacto con familiares y amigos a través de visitas, llamadas telefónicas, email o correo.
  • Prepare materiales de apoyo para la estancia en el hospital de su hijo adolescente. Recuérdele incluir artículos personales y especiales (fotos de amigos y familiares, música). Deje los objetos de valor en casa.

Hermanos

Las hospitalización también puede ser estresante para los hermanos y hermanas en casa. Su rutina diaria puede verse alterada por la ausencia de uno de sus cuidadores. Los hermanos y hermanas pueden sufrir la sensación de aislamiento. Para aliviar la ansiedad posible recuerde:

  • Alentar a los hermanos a comprender la hospitalización
  • Alentar el contacto entre los hermanos y el hijo hospitalizado
  • Seguir siendo comprensivo con los hermanos que quedan en casa

Cuando no hay tiempo para prepararse

La hospitalización puede ser repentina si su hijo sufrió una lesión. Tener poco tiempo (o nada de tiempo) para prepararse para las experiencias y no saber qué esperar puede ser abrumador. Los niños pueden sentir angustia por los eventos no planificados. Usted puede ayudar a su hijo durante este momento difícil.

  • Sea honesto. Responda las preguntas de su hijo de manera abierta y franca.
  • Sea comprensivo en todo momento. Usted es la fuente de consuelo y amor de su hijo.
  • Pregunte. Asegúrese de comprender bien la hospitalización de su hijo.
  • Comparta con el personal las cosas que reconfortan a su hijo.