Saltar a navegación

Maratón médica que termina en una grandiosa carrera

Maratón médica que termina en una grandiosa carrera

Maratón médica que termina en una grandiosa carrera

Athena Johnson
Ciudad natal: Sacramento, Calif.
Afección: diplejía espástica, una forma de parálisis cerebral

A Athena se le diagnosticó diplejía espástica, una forma de parálisis cerebral, cuando tenía 9 meses de edad. Los médicos les dijeron a sus padres, Molly y George Johnson, que debido a la espasticidad era posible que su hija no pudiera caminar.

En ese momento comenzó la maratón de médicos para los Johnson. Athena asistió a su primera cita en los Hospitales Shriners para Niños - Northern California cuando tenía 1 años y ½ y continúa hasta hoy. Los tratamientos iniciales incluían inyecciones de Botox para relajar los músculos en sus piernas, yeso, ortopedia diseñada a medida y fisioterapia. "A los 26 meses y 1 semana de edad comenzó a caminar y no ha disminuido la velocidad desde entonces", comenta Molly.

Un cambio aún más importante se produjo en enero de 2013, luego de que el Dr. Jon Davids, un experto líder en parálisis cerebral, realizara una compleja cirugía ortopédica en la pierna y el pie de Athena para mejorar su marcha. A la cirugía le siguió un año de fisioterapia.

"Actualmente, si la mayoría de las personas vieran a Athena caminar por el almacén, nunca se imaginarían que ha sufrido un solo día de retos en su vida", afirma Molly. "Prácticamente no hay nada que Athena no pueda hacer. Está muy orientada a los objetivos y le gusta desafiarse a sí misma", agrega.

El abuelo de Athena comenzó la carrera Eppie's Great Race en Sacramento en 1973 y esta primavera fue Athena quien compitió en el Eppie's Kids Duathlon. "Su hermano (EJ) le enseñó las habilidades adecuadas para correr, lo cual nunca había podido hacer correctamente antes de su gran cirugía. Luego trabajó con su hermano y su entrenador de PE durante aproximadamente dos meses y nosotros realizamos algunos paseos familiares en bicicleta", comenta Molly.

La carrera se llevó a cabo el 17 de mayo de 2014. Athena corrió la trayectoria de dos millas, recorrió 5.5 millas en bicicleta y cruzó la línea de llegada como la última deportista del día con una grandiosa y enorme sonrisa y una madre llorando justo atrás de ella. Claramente eran lágrimas de alegría.