Saltar a navegación

Escoliosis

Escoliosis

Escoliosis en niños

La escoliosis es una afección común que afecta a muchos niños y adolescentes. A esta afección de la columna vertebral que se curva de lado a lado se la llama "escoliosis". En una radiografía, la columna vertebral de la persona con escoliosis se ve más con una forma de "S" o "C" que en línea recta. Estas curvaturas pueden llevar a que los hombros o la cintura de las personas se vean desparejos. Algunos de estos huesos pueden rotar ligeramente, lo que genera que uno de los omóplatos sobresalga más que el otro.

La escoliosis es un término descriptivo y no un diagnóstico. En más del 80 por ciento de los casos, se desconoce la causa específica. La escoliosis no es causada por cargar cosas pesadas, participación en atletismo, posturas de acostado/parado o ligeras anomalías en el largo de las piernas. Los niños con escoliosis y sus padres tienen muchas preguntas acerca de esta afección. En esta página, los cirujanos ortopédicos de la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos y de la Sociedad de Investigaciones en Escoliosis responden algunas de las preguntas que escuchan más comúnmente de pacientes y sus parientes.

¿Qué es la escoliosis?

Una columna vertebral normal cuando es vista desde atrás, se la ve derecha. Sin embargo, una columna vertebral afectada por la escoliosis muestra evidencias de una curvatura lateral de lado a lado, tiene forma de "S" o "C" y una rotación de los huesos de la espalda (vértebras), lo que le da la apariencia de que la persona está inclinada hacia un lado. La Sociedad de Investigaciones en Escoliosis define a la escoliosis como una curvatura de la columna vertebral que mide 10 grados o más.

La escoliosis es un tipo de deformidad de la columna vertebral y no debe confundirse con mala postura. La curvatura de la columna vertebral de la escoliosis puede producirse del lado derecho o izquierdo de la columna, o en ambos lados en diferentes partes. Tanto la parte torácica (media) y la lumbar (baja) de la columna pueden verse afectados por la escoliosis.

¿Qué causa la escoliosis?

La Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos, en cooperación con la Sociedad de Investigaciones en Escoliosis, describen tres tipos diferentes de escoliosis que pueden ocurrir; en niños, congénita (presente en el nacimiento), neuromuscular o idiopática:

Escoliosis congénita

Este tipo de escoliosis se produce durante el desarrollo fetal. A menudo es causada por uno de los siguientes:

  • Falla de las vértebras de formarse normalmente
  • Ausencia de vértebras
  • Vértebras parcialmente formadas
  • Falta de separación entre vértebras

Escoliosis neuromuscular

Este tipo de escoliosis es asociada con muchas afecciones neurológicas, especialmente en aquellos niños que no caminan, como por ejemplo:

  • Parálisis cerebral
  • Espina bífida
  • Distrofia muscular
  • Afecciones que causan parálisis
  • Tumores de la médula espinal
  • Neurofibromatosis (esta es una afección genética que afecta los nervios periféricos y produce cambios en la piel; manchas llamadas café con leche).

Escoliosis idiopática

Se desconoce la causa de este tipo de escoliosis. Existen tres tipos de escoliosis idiopáticas:

  • Infantil - Este tipo de escoliosis ocurre desde el nacimiento hasta los 3 años. La curvatura de las vértebras se inclina hacia la izquierda y es más común en los niños. Normalmente, la curvatura desaparece a medida que el niño crece.
  • Juvenil - La escoliosis juvenil ocurre en niños entre los 3 y 10 años.
  • Adolescente - Este tipo de escoliosis ocurre en los niños entre los 10 y 18 años. Este es el tipo más común de escoliosis y es más común en las niñas.

¿Cuáles son los síntomas de la escoliosis?

Los siguientes son los síntomas más comunes de la escoliosis. Sin embargo, cada niño puede experimentar los síntomas de manera diferente. Entre los síntomas se incluyen:

  • Diferencia en la altura de los hombros
  • La cabeza no está centrada con el resto del cuerpo
  • Diferencia en la altura o posición de la cadera
  • Diferencia en la altura o posición de los omóplatos
  • Al estar de pie, la diferencia en la forma en que los brazos caen junto al cuerpo
  • Cuando la persona se inclina hacia adelante, los laterales de la espalda se ven con diferencia de altura

Dolor de espalda, dolor de piernas. y cambios en los hábitos intestinales y de la vejiga no son comúnmente asociados con la escoliosis idiopática. Un niño que experimente estos tipos de síntomas requiere un chequeo médico inmediato.

Los síntomas de la escoliosis pueden asemejarse a otras afecciones de columna o deformidades, o pueden haberse originado por una lesión o infección. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la escoliosis?

Además de un historial médico completo y del examen físico, las radiografías (una prueba de diagnóstico que usa haces de energía electromagnética invisible para producir imágenes de tejidos internos, huesos, y órganos en película) son las herramientas principales de diagnóstico para la escoliosis. Para realizar el diagnóstico de la escoliosis, el médico mide el grado de curvatura de la columna mediante la radiografía.

¿Cuál es el tratamiento de la escoliosis?

El tratamiento específico de la escoliosis será determinado por el médico de su hijo según:

  • La edad, salud general e historial médico de su hijo
  • La causa de la escoliosis
  • El grado de la afección
  • La tolerancia de su hijo a medicamentos, procedimientos o terapias específicos
  • Expectativas sobre el curso de la afección
  • Su opinión o preferencia

La meta del tratamiento es detener la progresión de la curvatura y prevenir deformidades. El tratamiento puede incluir:

  • Exámenes repetidos y observación - Los exámenes repetidos y la observación pueden ser necesarios para determinar si la columna vertebral sigue curvándose, y se utilizan cuando una persona tiene una curvatura de menos de 25 grados y que sigue aumentando. La progresión de la curvatura depende de la cantidad de crecimiento esquelético o madurez esquelética del niño. La progresión de la curvatura se reduce o se detiene después de que el niño alcanza la pubertad.
  • Dispositivos - Se pueden utilizar dispositivos cuando la curvatura mide más de 25 a 30 grados en la radiografía, pero el crecimiento esquelético sigue. Puede ser también necesario si una persona se encuentra en etapa de crecimiento y tiene una curvatura de 20 y 29 grados, que no está mejorando. El tipo de dispositivo y la cantidad de tiempo para utilizar el dispositivo dependerá de la afección de su hijo.
  • Cirugía - Se puede recomendar cirugía cuando la curvatura mide 45 grados o más en la radiografía y el dispositivo no resulta exitoso en reducir la progresión de la curvatura cuando la persona se encuentra aún en etapa de crecimiento.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel, no existe evidencia científica alguna que pruebe que otros métodos para tratar la escoliosis (por ejemplo, manipulación quiropráctica, estimulación eléctrica, suplementos nutricionales y ejercicio) prevengan la progresión de la enfermedad.

¿Cuáles son las perspectivas a largo plazo para un niño con escoliosis?

El manejo de la escoliosis es personalizado para cada niño dependiendo de su edad, nivel de curvatura, y cantidad de tiempo restante para el crecimiento esquelético. La escoliosis requerirá de exámenes frecuentes por el médico de su hijo para monitorear la curvatura a medida que su hijo crece y se desarrolla. La detección temprana es importante. Si se deja sin tratar, la escoliosis puede causar problemas con el funcionamiento del corazón y los pulmones.