En los Hospitales Shriners para Niños, la salud y la seguridad de los pacientes, familiares, voluntarios y personal es nuestra máxima prioridad. Debido al avance de la situación causada por la COVID-19, estamos haciendo un seguimiento riguroso de las actualizaciones enviadas por los departamentos de salud locales y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y estamos respetando sus recomendaciones al pie de la letra.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Información para visitantes de los Hospitales Shriners para Niños de Northern California.

Saltar a navegación

Epífisis femoral capital deslizada

Epífisis femoral capital deslizada

¿Qué es la epífisis femoral capital deslizada?

La epífisis femoral capital deslizada (SCFE; que se pronuncia "skiffy") es una enfermedad de la cadera, en la que la cabeza del fémur se desliza del cuello del hueso en dirección hacia atrás. Esto provoca dolor, rigidez e inestabilidad en la cadera afectada.

La SCFE se produce en adolescentes y preadolescentes que todavía están creciendo. La enfermedad suele desarrollarse gradualmente con el transcurso del tiempo y es más frecuente en los varones que en las mujeres. La SCFE suele desarrollarse durante períodos de crecimiento rápido, poco después del inicio de la pubertad. En los varones, suele ocurrir entre los 12 y 16 años; en las mujeres, entre los 10 y 14 años.

La parte superior del fémur (cabeza femoral) tiene forma de pelota. Calza en la cavidad de la cadera. Esta pelota está conectada con la parte recta del fémur a través de una placa de crecimiento. La placa de crecimiento es un área de tejido que, en los chicos, todavía está en desarrollo.

Tipo de SCFE

  • SCFE estable: En la SCFE estable, el paciente puede caminar o soportar peso sobre la cadera afectada, ya sea con o sin muletas. La mayoría de los casos de SCFE son deslizamientos estables.
  • SCFE inestable: En este caso, el deslizamiento es más severo. El paciente no puede caminar ni soportar peso, incluso con muletas. La SCFE inestable requiere tratamiento urgente. Las complicaciones asociadas con la SCFE son mucho más frecuentes en los pacientes con deslizamientos inestables.

La SCFE suele ocurrir de un solo lado; sin embargo, en hasta el 40% de los pacientes (particularmente aquellos menores de 10 años), la SCFE también ocurrirá en el lado opuesto, generalmente dentro de un plazo de 18 meses.

Síntomas de SCFE

  • Problemas para caminar
  • Renguera
  • Dolor leve en la cadera, la ingle o alrededor de las rodillas
  • Dolor intenso que hace que el chico deje de apoyar peso en la pierna que le duele
  • Rigidez en la cadera
  • Menos movimiento que lo usual en la cadera
  • Es posible que una pierna sea levemente más larga que la otra
  • Protección muscular involuntaria y espasmos musculares

Tratamiento de la SCFE

Casi todos los chicos con esta enfermedad reciben cirugía. Una SCFE inestable reviste gravedad, porque puede restringir el flujo sanguíneo a la articulación de la cadera, lo cual puede provocar la muerte de tejido en la cabeza del fémur. La SCFE se trata con cirugía para estabilizar el hueso que se ha deslizado. Pero incluso antes de la cirugía, el médico intentará prevenir un mayor deslizamiento recomendando descanso y el uso de muletas para evitar apoyar peso sobre la pierna afectada. A menudo, una vez que se descubre la SCFE, los pacientes son admitidos en el hospital para garantizar que hagan reposo y que el tratamiento se realice lo antes posible.

Con los deslizamientos más leves, la cirugía suele realizarse como un procedimiento ambulatorio, lo que significa que el paciente puede abandonar el hospital el mismo día o al día siguiente de la cirugía si no hay complicaciones.

Los deslizamientos más severos pueden requerir una cirugía más importante y una hospitalización más prolongada. Este tipo de cirugía se realiza bajo anestesia general (con el paciente completamente dormido). Utilizando como guía un fluoroscopio –una máquina radiográfica especial que produce una imagen de la cadera en tiempo real en una pantalla de TV–, el cirujano hará una pequeña incisión cerca de la cadera y luego colocará un tornillo o clavo de metal a través del hueso y la placa de crecimiento para sujetarlos en su lugar.

A veces el cirujano estabilizará el otro lado también, aunque todavía no se haya deslizado, simplemente porque hay un alto riesgo de que suceda. Los deslizamientos más severos pueden requerir más cirugía para realinear la cadera y proteger los vasos sanguíneos antes de colocar el clavo.

Después de la cirugía de SCFE

Después de la cirugía, se les suele permitir a los pacientes caminar con muletas y solo apoyar algo de su peso en la pierna afectada. Generalmente, es posible que los pacientes con tratamiento en ambas caderas necesiten usar una silla de ruedas durante las primeras semanas después de la cirugía.

Cuando la SCFE se detecta y trata de manera temprana, la mayoría de los pacientes tienen un resultado exitoso. Es muy probable que reciban fisioterapia para fortalecer la cadera y los músculos de la pierna, y seguirán realizándose radiografías de seguimiento para monitorear la enfermedad. Pero en la mayoría de los casos leves, no es necesario realizar más cirugías.

Sin embargo, los chicos con SCFE inestable tienen una mayor probabilidad de desarrollar otros problemas, como rigidez en la cadera, artritis precoz, diferencias en el largo de las piernas o necrosis avascular (en la que parte de la "pelota" muere debido a la falta de suministro de sangre). También tienen más probabilidades de necesitar una cirugía adicional para realinear las caderas a medida que crezcan.

Prevención de la SCFE

Por supuesto, no hay forma de prevenir la SCFE en todos los chicos. Pero una de las cosas que los padres pueden hacer para disminuir el riesgo es alentarlos a mantener un peso saludable. Mantener un peso saludable puede ser de mucha ayuda para proteger los huesos y las articulaciones del esfuerzo y desgaste excesivos que pueden debilitarlos y dañarlos. Así que si necesita ayuda para saber cómo lograr que su hijo comience una dieta y un plan de ejercicios seguros, hable con su médico.

Los factores de riesgo que hacen que una persona tenga más probabilidades de desarrollar la enfermedad incluyen:

  • Exceso de peso u obesidad; la mayoría de los pacientes tienen un percentil de peso superior a 95
  • Antecedentes familiares de SCFE
  • Un trastorno endocrino o metabólico, como hipertiroidismo; este factor es más frecuente en pacientes mayores o menores que el rango de edad típico de la SCFE (de 10 a 16 años)