Saltar a navegación

Lo que buscamos

noticias Noticias Lunes, 6 de mayo de 2019 Lunes, 6 de mayo de 2019 12:59 AM - Lunes, 6 de mayo de 2019 12:59 AM

Familia acude a los Hospitales Shriners para Niños tras diagnóstico de escoliosis de aparición temprana

Familia acude a los Hospitales Shriners para Niños tras diagnóstico de escoliosis de aparición temprana

Vanessa es hija de un Shriner, pero no fue hasta que a su propia hija le diagnosticaron escoliosis que esta madre de Davis fue testigo directo de la excelencia de la causa que su padre apoyó toda la vida. "Mi papá sería el primero en decir que nunca quisiera que nadie en la familia tuviera que acudir a Shriners [Hospitales para Niños], pero ahora que lo hacemos, ha sido maravilloso ver el lugar increíble que es resultado del trabajo filantrófico de los Shriners", dijo Vanessa.

Cuando tenía 3 años, tuvieron que llevar a Ella a la sala de emergencias del Sutter-Davis Hospital por una infección respiratoria. Los médicos rápidamente pidieron hacerle una radiografía para ver si tenía neumonía. "En las radiografías se podía ver claramente la columna de Ella, y allí notaron una curvatura extraña", dijo Vanessa.

Los médicos concluyeron que Ella tenía escoliosis de aparición temprana, una afección poco común que si no se trata puede dañar el corazón y los pulmones. Les recomendaron llevarla a los Hospitales Shriners para Niños - Northern California.

Vanessa y su esposo Jay lo hicieron. Se reunieron con el cirujano ortopédico Joel Lerman, M.D., quien les explicó que la incidencia de escoliosis idiopática es muy poco frecuente en niños de menos de 4 años, con una incidencia de menos de dos cada 1,000 niños. También les explicó que en niños pequeños como Ella, una opción de tratamiento viable es el uso de corsés para corregir la curvatura de la columna sin tener que hacer una cirugía invasiva.

Ansiosos por encontrar la mejor atención médica para su hija, Vanessa y Jay pidieron una segunda opinión en el Lucille Packard Children's Hospital en Stanford. "En Stanford nos atendió un cirujano ortopédico que había trabajado como residente en uno de los Hospitales Shriners. Nos dijo que muchos cirujanos ortopédicos se capacitan en Shriners", dijo Jay. "En ese punto, nos sentimos afortunados de tener a una institución de tal categoría tan cerca".

Desde entonces, a Ella le hicieron cuatro procedimientos en el Hospital Shriners de Northern California para corregir dos curvas pronunciadas y la rotación de su columna. Ella está usando su cuarto yeso corporal del año bajo la supervisión del Dr. Lerman, que es especialista en un procedimiento de uso de yesos progresivo conocido como EDF (elongación, derrotación, flexión).

"Este es el único método que tenemos para mejorar las curvaturas en niños pequeños sin cirugía. Es más eficaz en niños pequeños, pero usamos la técnica de yesos para tratar a niños con escoliosis de hasta 5 años de edad", explicó el Dr. Lerman. "En algunos casos hasta se puede curar la escoliosis. En todos los casos, disminuye el grado de la curva y nos permite continuar con otras opciones de tratamiento".

El cirujano ortopédico coloca el yeso de cuatro a cinco libras cuidadosamente mientras el niño está anestesiado y bajo tracción. Ella no puede meterse a la piscina, la tina del baño ni jugar en areneros, pero juega en los columpios con su hermano menor Jack y hace piruetas en su patio trasero.

"Verla ha sido increíble", dijo Jay. "Es tan resiliente. Hay muchísimas actividades de "pequeños" que no puede hacer, pero casi nunca se queja. Tiene una actitud maravillosa".

A la hora de jugar, a Ella le encanta ponerse una capa de superhéroe, un recordatorio simbólico de la fuerza que adquiere cada día. Jay contó que lo de la capa surgió cuando Vanessa comentó que querían que esta sea la experiencia más positiva posible para Ella, que esta sería su "capa de superhéroe". "Sus amigos y familiares empezaron a mandarles capas de superhéroe por correo. Fue muy conmovedor. Tenemos un baúl lleno", agregó.

Vanessa y Jay describen su experiencia en los Hospitales Shriners para Niños - Northern California como verdaderamente transformadora.

"Pasar de enterarte que tu hija tiene una afección que podría llegar a poner en riesgo su vida a estar inmediatamente en manos de los mejores médicos del mundo es toda una travesía, y Shriners nos dio un final feliz, y por eso estamos inmensamente agradecidos", dijo Vanessa.

Jay comparte el mismo sentimiento: "Siempre que estamos en Shriners nos sentimos seguros y cuidados. Ella está en las mejores manos. Su médico, enfermera profesional, gerente de enfermería, técnico de yesos y todo el equipo sin gente muy capaz y compasiva".

Ella usando una de sus capas