En los Hospitales Shriners para Niños, la salud y la seguridad de los pacientes, familiares, voluntarios y personal es nuestra máxima prioridad. Debido al avance de la situación causada por la COVID-19, estamos haciendo un seguimiento riguroso de las actualizaciones enviadas por los departamentos de salud locales y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y estamos respetando sus recomendaciones al pie de la letra.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Qué esperar en los Hospitales Shriners para Niños de Salt Lake City.

Saltar a navegación

Trastornos en la cadera y tratamiento

Trastornos en la cadera y tratamiento

Creemos que cada niño merece un plan de tratamiento individualizado con las técnicas más avanzadas e innovadoras. Nos concentramos en la detección temprana y un tratamiento personalizado que sea lo menos invasivo posible.

Los Hospitales Shriners para Niños - Salt Lake City cuentan con un equipo de profesionales altamente capacitados que se especializan en afecciones de la cadera en niños. Kristen Carroll, M.D., y Theresa Hennessey, M.D., son especialistas en displasia del desarrollo de la cadera, enfermedad de Legg-Calve-Perthes y preservación de la cadera. Marcella Woiczek, M.D. se ha dedicado a la investigación de malformaciones de las extremidades inferiores y se interesa especialmente en patologías y preservación de la cadera, particularmente en relación con la displasia del desarrollo de la cadera, enfermedad de Legg-Calve-Perthes y epífisis femoral capital deslizada.

Afecciones tratadas

Tratamos las siguientes afecciones:

  • Preservación de cadera en adolescentes
  • Una reacción inflamatoria, como sinovitis transitoria o tóxica.
  • Displasia del desarrollo de la cadera (DDH)
  • Infección en la articulación (artritis séptica), la bolsa (bursitis séptica) o la cadera, o el hueso pélvico (osteomielitis)
  • Artritis idiopática juvenil (AIJ)
  • Enfermedad de Legg-Calve-Perthes
  • Anormalidades neuromusculares en la cadera
  • Epífisis femoral capital deslizada (SCFE), un deslizamiento hacia adentro del fémur (anteversión femoral)

Panorama general de diagnósticos específicos

Displasia del desarrollo de la cadera

Tratamiento no quirúrgico
Estos métodos son más comunes cuando el bebé tiene menos de 6 meses de edad. En general consisten en colocar un aparato ortopédico al bebé para que la cadera se mantenga en una mejor posición para el desarrollo de las articulaciones de la cadera. El objetivo es influenciar los procesos de crecimiento naturales del bebé para que desarrolle articulaciones más estables en la cadera.

  • La ortesis de abducción de cadera es un aparato que se puede usar en bebés para mantener su cadera bien alineada y así facilitar el desarrollo normal de las articulaciones de la cadera. También llamadas ortesis de abducción fija, mantienen las piernas separadas y no son flexibles como el arnés de Pavlik.
  • El arnés de Pavlik es un arnés diseñado especialmente para ubicar delicadamente la cadera de su bebé en una posición segura y bien alineada. Este mejor posicionamiento facilita el desarrollo normal de las articulaciones de la cadera con el transcurso del tiempo.

Intervención quirúrgica
Si la cadera se queda en la articulación y no aparece una complicación conocida como necrosis avascular (NAV), entonces los huesos lucirán completamente normales un par de años después de la cirugía. Después de la mayoría de los procedimientos quirúrgicos se usa un yeso en espiga (cuerpo) para mantener la cadera alineada en la nueva posición corregida mientras los tejidos alrededor de las articulaciones de la cadera sanas y se vuelven a formar correctamente.

  • La reducción cerrada es el tratamiento más común entre los 6 y 24 meses de edad. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo donde el médico manipula físicamente la bola de la cadera para que vuelva a entrar en la cavidad. Para realizar este procedimiento se usa anestesia general en el bebé y se le pone un yeso para que la cadera se mantenga en su lugar por algunos meses.
  • La osteotomía femoral se hace cuando hay que cortar el extremo superior del fémur para que la bola entre más profundamente en la cavidad. A veces se la llama osteotomía desrotadora (VDO o VDRO).
  • Una reducción abierta se hace cuando se sospecha que el tejido está evitando que la cabeza del fémur (la bola en la parte de arriba del fémur) regrese al acetábulo (la cavidad). En los niños pequeños puede ser que lo único que se necesite sea liberar la articulación de la cadera. En los niños más grandes también hay que reparar los ligamentos de la cadera.
  • Una osteotomía pélvica se hace cuando hay que reparar la cavidad cotiloidea. Hay varios tipos distintos de osteotomías pélvicas y la elegida depende de la forma particular de la cavidad que hay que reparar, la edad del niño y la experiencia del cirujano.

Legg-Calve Perthes

El objetivos de tratamiento para Legg-Calve-Perthes es mantener la cabeza del fémur lo más redonda posible. En general no hace falta hacer una cirugía en niños menores de 6. Todavía tienen que crecer bastante así que la cabeza del fémur tiene más tiempo para reparar el daño causado por esta afección. Los niños más pequeños tienden a sanar bien con tratamientos conservadores.

Terapia
Si su hijo tiene menos de 6 años, a menudo se recomienda observar e implementar un tratamiento sintomático con estiramientos, evitar que corra y salte demasiado y medicamentos según sea necesario.

Otros tratamientos no quirúrgicos incluyen:

  • Ortesis: a veces se usan ortesis para mantener la cadera en una posición saludable para que pueda sanar bien. La ortesis también puede ayudar a modificar la actividad.
  • Yesos: para mantener la cabeza del fémur bien adentro de la cavidad, el médico puede recomendar un tipo especial de yeso de pierna que mantiene las piernas bien separadas durante cuatro a seis semanas. Después de esto, a veces se usa un soporte durante la noche para mantener la flexibilidad de la cadera.
  • Muletas: en algunos casos el niño pueden necesitar evitar soportar peso sobre la cadera afectada. El uso de muletas puede ayudar a proteger las articulaciones.
  • Fisioterapia: a medida que la cadera se pone más rígida, los músculos y ligamentos alrededor pueden acortarse. Se pueden hacer ejercicios de estiramiento para ayudar a que la cadera sea más flexible y se mantenga en la cavidad.

Cirugía
La mayoría de los tratamientos ortopédicos para la enfermedad de Legg-Calve-Perthes tienen como objetivo mejorar la forma de la articulación de la cadera para prevenir que el niño sufra artritis más adelante.

  • Alivio de contracturas: los niños con Legg-Calve-Perthes a menudo prefieren sostener su pierna cruzada contra el cuerpo. Esto tiende a acortar los músculos y tendones cercanos, lo que puede provocar que la cadera tire hacia adentro (contractura). Una cirugía para alargar estos tejidos puede ayudar a recuperar la flexibilidad de la cadera.
  • Preservación de la cadera: implica la realización de una cirugía reconstructiva de la cadera esqueléticamente madura para mejorar la longevidad de la articulación natural antes de un reemplazo de cadera.
  • Realineación de articulaciones: en los niños mayores de 8 años, se ha comprobado que la realineación de la articulación ayuda a que la articulación de la cadera vuelva a tener una forma normal. Para esto se hacen cortes quirúrgicos en el fémur o la pelvis para realinear las articulaciones. Los huesos se fijan en el lugar con una placa mientras el hueso sana.
  • Reemplazo de articulaciones: los niños que han tenido Legg-Calve-Perthes a veces necesitan una cirugía de reemplazo de cadera más adelante. Estas cirugías pueden ser complicadas porque hay un mayor riesgo de fractura de los huesos y daños a los nervios.
  • Extirpación de exceso de hueso o cuerpos sueltos: en los niños más grandes con movimiento restringido y dolor, recortar el hueso sobrante alrededor de la cabeza del fémur o reparar el cartílago dañado puede ayudar a facilitar el movimiento y aliviar el dolor. Se pueden extirpar partes sueltas de hueso o pedazos de cartílago.

Epífisis femoral capital deslizada

La epífisis femoral capital deslizada afecta la articulación del cadera en adolescentes y preadolescentes. En la SCFE, un debilitamiento de la placa de crecimiento (fisis) en el extremo superior del fémur hace que la cabeza, o "bola", del fémur (cabeza femoral, epífisis) se salga del cuello del fémur, parecido a una bocha de helado que se puede resbalar del cono.

Todas las caderas con SCFE deben tratarse quirúrgicamente con urgencia para evitar los peligros más inmediatos relacionados con la SCFE.

La mayoría de los niños tratados por SCFE en los Hospitales Shriners para Niños - Salt Lake City reciben correcciones para que puedan caminar, jugar, crecer y tener vidas activas. Si la SCFE se trata apenas aparecen los síntomas, se tienen muchas más probabilidades de lograr resultados exitosos. Sin embargo, ya que un gran porcentaje de los niños con SCFE en una cadera eventualmente desarrollan la enfermedad en la otra cadera, los pacientes deben seguir viendo a su ortopedista hasta que dejen de crecer.

Anormalidades neuromusculares en la cadera

La espasticidad y/o debilidad muscular causadas por enfermedades neuromusculares pueden provocar malformaciones en la cadera muy parecidas a la displasia del desarrollo de la cadera. Se indica un tratamiento quirúrgico si la displasia empeora con el tiempo o si es progresiva o dolorosa. Los tratamientos quirúrgicos incluyen el alargamiento muscular y de tejidos blandos y/o osteotomía femoral o pélvica tal como se indican arriba para el tratamiento de DDH.

Preservación de cadera en adolescentes

La reconstrucción de cadera en adolescentes implica un grupo de procedimientos quirúrgicos complejos que se usan para tratar a adolescentes y jóvenes adultos con malformaciones de cadera complejas residuales por afecciones como displasia del desarrollo de la cadera, enfermedad de Legg-Calve-Perthes, epífisis femoral capital deslizada, pinzamiento femoroacetabular (PFA), trauma o infección.