Saltar a navegación

Nuestra atención

Nuestra atención

Los Hospitales Shriners para Niños ofrecen una amplia variedad de opciones de tratamiento para la escoliosis, adaptados a la necesidad de cada niño. Obtenga más información acerca de nuestra atención, a través de las experiencias de nuestros pacientes.

Jalen

 De vuelta al ruedo

La carrera de Jalen en el golf corría peligro cuando le diagnosticaron una curva de 42 grados en la columna.

Los médicos de los Hospitales Shriners para Niños recurrieron a una cirugía mínimamente invasiva sin fusión espinal para que Jalen pudiera volver a jugar al golf en solo seis semanas.

 

 

Sol

Curar con música

Cuando Sol tenía 1 años, sus médicos en Ecuador descubrieron que tenía cifoescoliosis, una curvatura anormal de la columna vertebral en dos planos. En 2007, cuando tenía tan solo 6 años, su afección era tan grave que tenía que usar una silla de ruedas. Este fue el mismo año en que comenzó su tratamiento en los Hospitales Shriners para Niños.

Los médicos y el personal de los Hospitales Shriners le dieron a Sol no solo una atención médica especializada, sino también el apoyo emocional que necesitaba para sanar. Fue a través del programa de musicoterapia de los hospitales que Sol pudo superar muchos de los obstáculos físicos y emocionales a los que se enfrentó. Ahora a sus 16 años, Sol puede caminar sin su silla de ruedas y está estudiando para ser cantante de ópera.

 

 

Katie

Sin límites

En 2013, durante su entrenamiento con el equipo de natación, el entrenador de Katie notó que su columna tenía una curvatura con forma de una “S”.  Al día siguiente, su pediatra le diagnosticó escoliosis. "Queríamos que a Katie la atendieran médicos que no solo trataran a niños, sino además que se especializaran en escoliosis y vieran casos todos los días, todo el día", dijo la mamá de Katie. "Por eso trajimos a nuestra hija a los Hospitales Shriners para Niños".

Gracias a la detección temprana Katie tuvo una variedad más amplia de opciones de tratamiento para su escoliosis. Los médicos de los Hospitales Shriners optaron por un tratamiento no quirúrgico para Katie. Le pusieron un corsé para ayudarle a enderezar la columna. Su fuerza en la región central del cuerpo y los estiramientos diarios al nadar le ayudaron a controlar y disminuir sus curvaturas dobles.

 

 

Tianni

Creer en la magia de MAGEC

A Tianni le diagnosticaron escoliosis infantil y síndrome de Prader-Willi, una afección por la que hacerse una cirugía la pondría en peligro. Sus padres investigaron muchísimo para determinar las mejores opciones para Tianni, y así es que vinieron a los Hospitales Shriners para Niños.

Tianni fue la primera persona del país en recibir una cirugía con sistema de Expansión Magnética Controlada (MAGEC, por sus siglas en inglés), un nuevo tratamiento que requiere menos cirugías y son menos invasivas. Para Tianni, este innovador método le dio a su columna tiempo para crecer y le permitió evitar recurrentes visitas al quirófano. 

 

 

Jackson

Curado con yeso de Mehta

Cuando Jackson tenía 4 meses de edad le diagnosticaron escoliosis infantil progresiva. Los médicos le pusieron un yeso de Mehta a los 16 meses de edad, cuando su curvatura tenía 50 grados.

Durante el año y medio siguiente se usaron otros yesos para ir enderezando su columna progresivamente. Nueve yesos de Mehta después, la columna de Jackson está derecha. Desde entonces Jackson no tiene que usar ningún corsé y ha mantenido su columna recta por cuatro años.

 

 

Katy

Superheroína de la escoliosis

Cuando Katy audicionó para The Voice, la competencia de canto de NBC, en 2015, lo jueces de preaudición nunca sospecharon que se quedó sin aliento para el final de la canción a causa de su escoliosis, una afección que le diagnosticaron al nacer.

Unas semanas después de su audición, Katy se sometió a una cirugía de fusión espinal en los Hospitales Shriners para Niños, para corregir una curva de 68 grados. El procedimiento salvaría su carrera como cantante. En tan solo dos semanas Katy ya estaba de vuelta sobre el escenario.

Katy ahora usa las redes sociales como un medio para compartir sus experiencias con la escoliosis y ayudar a los demás. Katy documenta sus experiencias en Instagram bajo el perfil @Scoliosis.Superhero.

 

 

Elisa

El éxito de la detección temprana y el trabajo en equipo

Cuando el médico familiar les dijo en su consultorio a los padres de Elisa que su hija tenía escoliosis, se quedaron preocupados y ansiosos. Se sorprendieron con el diagnóstico y no estaban seguros de dónde buscar la atención que Elisa necesitaba, ya que no hablaban inglés como primera lengua. Los médicos y el personal de los Hospitales Shriners para Niños les ayudaron a superar sus miedos.

Hubo intérpretes disponibles en el hospital en todo momento para facilitar la comunicación entre la familia de Elisa y el equipo médico que la atendía. La escoliosis de Elisa fue diagnosticada en forma temprana, así que solo iba a necesitar terapia física para corregir la curva en su columna. Y su familia puede participar en su tratamiento sin tener que preocuparse por una barrera idiomática.

 

 

Píxel de rastreo de Amazon