Saltar a navegación

Conozca a nuestros embajadores de la campaña #NoAlBullying

Conozca a nuestros embajadores de la campaña #NoAlBullying

Reserve una asamblea de #NoAlBullying para alumnos o padres en su escuela

Nia, Jeffrey y Saoud, todos pacientes del Hospital Shriners de Canadá, enfrentaron años de bullying por sus discapacidades. Ahora están usando su experiencia para ayudar a detenerlo. Los tres estarán visitando distintas escuelas de Canadá durante el año para contar sus historias y alentar a la gente a decirle #NoAlBullying. La presentación también incluye consejos, basados en las últimas investigaciones, sobre cómo lidiar con el bullying, ya sea cuando se sufre en carne propia, cuando vemos a alguien que lo está sufriendo o cuando nosotros mismos somos los hostigadores.

Paige, Kaden, Zachary, Sarahi, Harli y Zachary son pacientes de los Hospitales Shriners de Galveston y Houston. Sus historias, junto con información muy útil sobre el bullying y cómo detenerlo, están incluidas en esta presentación impactante, que también abarca información sobre ciberbullying y la nueva Ley de David que se aprobó hace poco en Texas. El programa de Texas se está ofreciendo a las escuelas del estado de Texas.

Haga clic en el botón correspondiente de abajo para reservar una presentación del programa #NoAlBullying para su escuela u organización.

Paige

Paige, una sobreviviente del síndrome de Stevens-Johnson y paciente de los Hospitales Shriners para Niños - Galveston, no solo se ha enfocado en la lucha contra el bullying, también ha hecho muchísimo en su comunidad para ayudar a que la gente conozca qué es el síndrome de Stevens-Johnson.

Paige comparte abiertamente su experiencia e información sobre el bullying y ciberbullying. Con tan solo 14 años, Paige ha vivido muchísimo para la edad que tiene. Tal como dice ella: "si no sabes mi segundo nombre, no me conoces", al hablar sobre cómo lidiar con comentarios negativos que la gente hace en línea.

Junto con sus compañeros embajadores de #NoAlBullying de Texas, Paige inspirará de verdad a sus alumnos para que miren más allá de lo que ven. Al contar sus historias y cómo hicieron para superar tragedias que les cambiaron la vida y obstáculos físicos permanentes, nuestros embajadores les ayudarán a recordar siempre: #VeSuCapacidad.

Jeffrey

Jeffrey Beausoleil -de diecinueve años- nació sin su mano derecha y pie derecho. Es paciente de los Hospitales Shriners para Niños - Canada desde que tenía 5 meses de edad.

Jeffrey se convirtió en uno de los embajadores de #NoAlBullying en el 2016. Desde entonces, hasta la primavera de 2018, ha dado 42 presentaciones en 38 escuelas, ¡llegando a más de 6,000 estudiantes en Quebec y Ontario! En 2018 el gobierno de Quebec lo nombró finalista para su premio antibullying provincial.

Jeffrey cuenta abiertamente cómo es vivir sin un brazo y una pierna. Habla sobre sus pasatiempos y lo que le apasiona, como participar en carreras Spartan a beneficio del Hospital Shriners de Canadá. También habla sobre los siete años de bullying que sufrió, entre los que hubo una golpiza de un grupo de 12 muchachos en el 7.° grado.

La reacción del público a Jeffrey y su presentación ha sido abrumadora. Es una verdadera inspiración para nosotros y para las miles de personas que lo escucharon o lo escucharán hablar.

Kaden

Kaden tuvo un accidente terrible donde sufrió quemaduras gravísimas, y fue gracias a sus amigos y familiares que pudo salir adelante. Siempre había sido un niño muy sociable con muchos amigos en la escuela y compañeros de deportes; así que cuando regresó a casa después de su estadía en los Hospitales Shriners para Niños - Galveston se encontró rodeado del amor y apoyo de toda su comunidad.

Este joven increíble, que antes de su accidente siempre había defendido a los niños a los que el resto molestaba, llegó a conocer personalmente el verdadero significado de la amistad y lo importante que es ser aceptado sea como sea. Es por eso que Kaden se nos unió para contar su historia como un embajador de #NoAlBullying. Reserve su asamblea de #NoAlBullying hoy mismo para escuchar a Kaden y otros pacientes de los Hospitales Shriners de Galveston.

Nia

Nia, 13, soportó cuatro años de bullying cuando estaba en la escuela primaria. Nació hemipléjica (la hemiplejia es una parálisis total o parcial de un lado del cuerpo). Nia está paralizada del lado derecho de su cuerpo. Es paciente de los Hospitales Shriners para Niños - Canada desde que tenía más o menos un año, poco después de que la adoptaran y la trajeran de China a Canadá.

Nia ahora camina, anda en bicicleta, cabalga, hace gimnasia deportiva, habla perfectamente y canta, gracias a su arduo trabajo y empeño, y al equipo del Hospital Shriners de Canadá. Pero mientras se esforzaba por lograr todo esto la hostigaban en la escuela. Desde el primer al tercer grado, Nia no le contó a nadie que la hostigaban y sufrió en silencio. Finalmente le contó a sus padres que tomaron medidas. Lamentablemente el bullying solo se detuvo cuando se cambió de escuela en sexto grado.

Nia tiene una conexión excelente con los niños de primaria, ya que está muy cercana en edad. Su historia de perseverancia es inspiradora. Con la esperanza de que su experiencia pueda ayudar a otros, cuando habla con los niños Nia admite que debería haber contado que la hostigaban mucho antes.

Saoud

Inmigrar a un nuevo país a los 10 años ya fue bastante difícil para Saoud, pero además tuvo que lidiar con el bullying por tener un defecto congénito: espina bífida.

Saoud, 16, nació en Marruecos y se convirtió en paciente de los Hospitales Shriners para Niños - Canada cuando la familia se mudó a Canadá en 2012.

Ese año, en el sexto grado, los niños solían hostigarlo por sus limitaciones físicas. Después de varias semanas Saoud habló con sus padres y su maestro, que le pusieron fin al bullying de inmediato. Saoud tuvo suerte de que el hostigamiento se detuviera tan rápido. Pero hasta que habló sobre bullying sufrió muchísimo.

Con la historia de Saoud la gente puede aprender qué se siente ser hostigado psicológicamente, y es un caso que demuestra lo eficaz que puede ser contarle a un adulto. Ya ha inspirado a miles de estudiantes y espera seguir compartiendo su historia con muchos canadienses más.

Píxel de rastreo de Amazon