Vea los recursos y las actualizaciones sobre COVID-19.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Saltar a navegación

Pacientes Embajadores a nivel nacional

Pacientes Embajadores a nivel nacional

Todos los años, los Hospitales Shriners para Niños eligen dos Embajadores Nacionales de Pacientes para representar a todos los pacientes del sistema de salud. Los embajadores pasan el año compartiendo sus historias de perseverancia frente a la adversidad y cómo los Hospitales Shriners para Niños marcaron una drástica diferencia en sus vidas.

Conozca a nuestros Pacientes Embajadores de 2020-2021:

Mia - Paciente Embajadora Nacional, Hospitales Shriners para Niños

Mia, 16 años, nació con un caso grave de escoliosis idiopática infantil. Su experiencia con los Hospitales Shriners para Niños comenzó cuando tenía 2 años. Fue en ese entonces cuando la atendieron por primera vez en el centro de St. Louis. Entre los tratamientos de Mia se incluyen una tracción con halo para enderezar y estirar gradualmente la columna vertebral y aproximadamente 20 cirugías.

Durante el extenso tiempo que pasó en el hospital, Mia y su equipo de atención desarrollaron un vínculo estrecho. Ella considera a las personas del Hospital Shriners que conoce (médicos, enfermeras, terapeutas e incluso el guardia de seguridad) como su familia. Ha sido Paciente Embajadora de los Hospitales Shriners para Niños - St Louis desde que tenía 4 años y ha hablado con varios públicos de parte del hospital. También ha aparecido en varios videos promocionales y en varias entrevistas con medios de comunicación. A Mia la apasionan el teatro y el canto; cantó I'll Be Home for Christmas en nuestros comerciales navideños. Mia también es parte del coro de niños de Shriners que participó recientemente en la grabación de un éxito de Foreigner, I Want to Know What Love Is.

Lea la historia completa de Mia

Connor - Paciente Embajador Nacional, Hospitales Shriners para Niños

Connor, 14 años, nació con labio leporino incompleto bilateral y con paladar hendido completo, que involucraba su paladar duro y el blando. Cuando era recién nacido, su condición era tan grave que no podía crear la succión necesaria para alimentarse. Cuando tenía 3 semanas, no podía ganar peso y estuvo a punto de ser internado en un hospital. Ahí fue cuando la familia de Connor conoció los Hospitales Shriners para Niños - Chicago.

Allí, su coordinador de atención RN le dio a su madre, Kelly, una jeringa especial que le permitía, por fin, alimentar a su bebé. Desde ese momento, Connor comenzó un plan de tratamiento exhaustivo que requiere cirugías e intervenciones hasta que tenga 21 años, para que algunas reparaciones se puedan realizar una vez que haya dejado de crecer.

Lea la historia completa de Connor


Anteriores Pacientes Embajadores Nacionales

2019

  • Cristian

    Cristian nació con espina bífida e hidrocefalia. En sus primeras dos semanas de vida, Cristian tuvo dos operaciones, y luego tuvo aproximadamente una docena más. "Sé que soy quien soy gracias a Shriners", nos cuenta. "Pude darme cuenta de que puedo hacer lo que quiera y sobreponerme a cualquier obstáculo que aparezca en mi camino".

  • Madelyn

    Madelyn nació 10 semanas antes. Los médicos les dijeron a sus padres que era hermosa, saludable, pequeña... y que había nacido sin el brazo izquierdo. Su historia en los Hospitales Shriners para Niños comenzó con su primera visita a nuestro centro de atención en St. Louis, cuando tenía tan solo 3 meses de edad. "Espero poder inspirar a otros niños y poder mostrarles que pueden hacer lo que se propongan... aunque sea de una manera un poco diferente".

2018

  • Lily

    Lily, de Paducah, Kentucky, nació con hemimelia fibular, es decir que no tenía el peroné (el hueso delgado exterior que va de la rodilla al tobillo) en su pierna derecha. "Los Hospitales Shriners para Niños me ayudaron a ver mi pierna no como una discapacidad, sino a considerarla un desafío".

  • Riley

    Riley nació con exostosis múltiple hereditaria (EMH), una afección genética que hace que los huesos crezcan de manera irregular. Cuando tenía solo 15 meses, se convirtió en paciente de los Hospitales Shriners para Niños - Tampa (ahora llamado Hospitales Shriners para Niños - Florida). "Cuando sea grande quiero ser un Shriner", dijo Riley. "Quiero que me conozcan por ser alguien que dio su tiempo y dinero".