Saltar a navegación

Lo que buscamos

noticia Noticias Jueves, 29 de noviembre de 2018 Jueves, 29 de noviembre de 2018 9:27 AM - Jueves, 29 de noviembre de 2018 9:27 AM

La historia de Juan Diego

Adolescente aprende a usar sus manos de nuevo tras accidente eléctrico

Justo a tiempo para las fiestas, Juan Diego -paciente de los Hospitales Shriners para Niños - Boston- regresa a casa a Honduras.

Juan Diego, de 14 años, se quemó en un accidente eléctrico en mayo que le dejó las manos gravemente desfiguradas. Pasó más de un mes en un hospital en Honduras. Cuando regresó a casa no podía usar las manos y dependía totalmente de los demás para hacer hasta las cosas más básicas. No podía cuidar de sí mismo ni ir a la escuela, y no podía dibujar ni tocar música, dos de sus pasiones.

En la Ruth Paz Foundation se enteraron de la lesión por quemaduras de Juan Diego y lo pusieron en contacto con los Hospitales Shriners para Niños ― Boston. Cuando llegó al hospital en Boston, algunas de sus heridas por quemaduras todavía estaban abiertas, así que lo atendieron de inmediato. Fue los primeros días en Boston que pudo ver sus manos y se dio cuenta de la verdadera gravedad de sus lesiones. Si bien sabía que tenía un difícil camino por recorrer, Juan Diego enfrentó cada día, cada tratamiento y cada obstáculo con una actitud positiva.

Durante sus 2 meses y 1/2 en Boston, gran parte del tratamiento de Juan Diego fue de fisioterapia y terapia ocupacional intensiva. Trabajaba con los terapeutas al menos cinco días a la semana, a veces varias veces al día. Tuvo que volver a aprender cómo comer y cuidar de sí mismo. Siendo un artista y músico apasionado, Juan Diego aprendió a dibujar usando tablillas hechas a medida para sus manos. Ahora también puede tocar la batería, una habilidad que le vendrá muy bien cuando se reintegre a su banda en Honduras. Durante toda su estadía, Juan Diego pudo mantenerse al día con sus estudios usando un iPad y un lápiz digital modificado. La terapeuta ocupacional Courtney dijo: "Tuvimos días buenos y días malos, pero enfrentó cada día con un espíritu increíble, y eso marcó la diferencia".

Junto con sus sesiones de terapia tradicionales, Juan Diego también participó en varios programas adicionales que se ofrecen en el Hospital Shriners de Boston. Fue un integrante de Team Brave, el programa de reintegración a la comunidad del hospital. También compitió en una Spartan Race en Fenway Park como parte de Team No Limits, la asociación especial de los Hospitales Shriners para Niños con Spartan. Más notablemente, Juan Diego fue uno de los cinco pacientes que asistieron la Juego 1 de la Serie Mundial. Dice que es una noche que jamás olvidará.

Después de las fiestas, Juan Diego regresará a la escuela en Honduras y se manejará totalmente solo, aunque tendrá que adaptarse a vivir de una manera distinta. El equipo del Hospital Shriners de Boston seguirá controlando su progreso y quizás programe su regreso a Boston para una cirugía reconstructiva en 2019.

Buena suerte, Juan Diego. ¡Estamos muy orgullosos de ti!

Mire la historia de Juan Diego.

Juan Diego participando en un evento de Team No Limits

 
Píxel de rastreo de Amazon