Saltar a navegación

Lo que buscamos

noticia Noticias Viernes, 19 de octubre de 2018 Viernes, 19 de octubre de 2018 10:38 AM - Viernes, 19 de octubre de 2018 10:38 AM

Paciente con mielitis flácida aguda (MFA) llega para su consulta de seguimiento después de un año de su cirugía de transferencia nerviosa

El paciente acudió a los Hospitales Shriners para Niños - Philadelphia para tratarse tras el diagnóstico de MFA

En agosto de 2016, cuando tenía 7 años, Talon no se sentía bien. Lo llevaron a la sala de emergencias donde le diagnosticaron una sinusitis normal. Al día siguiente se despertó con dolor y no podía mover su brazo izquierdo. Rachel, su madre, recuerda que Talon no podía mover su brazo para nada. Sí podía mover las piernas. Rápidamente volvió a llevarlo a la sala de emergencias. Los médicos lo examinaron por completo pero no pudieron encontrar ningún problema ni hacer un diagnóstico.

Talon se quedó en el hospital dos semanas. Durante ese tiempo empezó a hacer terapia con estimulación eléctrica, esteroides y antibióticos. Sus síntomas mejoraron un poco. Recuperó un poco el movimiento en su codo, dedos y muñeca. Mientras estaba en el hospital a Talon le diagnosticaron mielitis flácida aguda (MFA). Con esta enfermedad, los niños suelen presentar una rápida aparición de debilidad de un lado del cuerpo, a menudo con una rápida progresión de fuerza normal a debilidad profunda con pérdida de reflejos dentro de algunas horas a días. Rachel se enteró de los Hospitales Shriners para Niños -Philadelphia a través de un grupo de apoyo de MAF en Facebook.

Rachel llamó para hacer una cita con dos de los mejores especialistas ortopédicos pediátricos en extremidades superiores en los EE. UU., Dan Zlotolow, M.D., y Scott Kozin, M.D. Poco después de hablar con el personal del Hospital Shriners de Philadelphia, Talon tenía una cita inicial programada para septiembre de 2017. En esta visita, el Dr. Zlotolow y el Dr. Kozin hicieron un examen completo para evaluar el movimiento y fuerza de Talon. Aunque había recuperado un poco de movimiento en sus muñecas y manos, seguía sin poder enderezar los dedos y los músculos de sus manos estaban muy débiles. El equipo decidió planificar una cirugía de transferencia nerviosa para ayudar a Talon a recuperar la mayor función posible.

En una transferencia nerviosa se pasa un nervio en buen estado con una función redundante para reemplazar a un nervio que no funciona y tiene una función importante. Las transferencias nerviosas suelen hacerse para recuperar la función tras lesiones en los nervios de los brazos, un procedimiento que se hace desde los años 1920. Las ventajas de las transferencias nerviosas es que pueden ayudar a alcanzar un mayor control del brazo y una mayor recuperación muscular que con otros procedimientos como las transferencias de tendones. La cirugía de transferencia nerviosa debe hacerse lo antes posible para tener los mejores resultados, idealmente entre seis a 12 meses desde la fecha de la lesión. Es necesario consultar a un especialista lo antes posible al considerar una transferencia nerviosa para mejorar la función.

El 16 de octubre de 2017 Talon ingresó al quirófano para su cirugía de transferencia nerviosa. El objetivo del procedimiento era darle mayor función en su codo y dedos. No tenía ningún nervio disponible para ayudar a recuperar la función en su hombro. Después de la cirugía, Talon hizo terapia ocupacional para ir recuperando el movimiento.

En abril de 2018, en su cita postoperatoria de los seis meses, estaba empezando a fortalecer sus dedos y había mejorado un poco el movimiento en su músculo deltoides. También estaba recuperando un poco de función en su músculo rotatorio. La familia de Talon estaba muy satisfecha con estos resultados. Sigue mejorando con la cirugía de transferencia nerviosa.

Ahora un año después de la cirugía y con 8 años de edad, Talon regresó para ver al Dr. Zlotolow.

"Su mano funciona bien", dijo Zlotolow. "Ahora puede abrirla y agarrar, lo que es un cambio enorme. Quizás tengamos que volver a operarlo por su codo. Lo estaremos observando por un año más". Talon hace poco descubrió que puede jugar en máquinas de pinball, además de sus videojuegos en casa.

Talon es uno de varios pacientes con mielitis flácida aguda que el Dr. Zlotolow y el equipo en los Hospitales Shriners para Niños - Philadelphia han atendido.

 
Píxel de rastreo de Amazon