Saltar a navegación

Atención, innovación, educación e investigación

noticia Noticias Viernes, 6 de diciembre de 2019 Jueves, 5 de diciembre de 2019 1:16 PM - Jueves, 5 de diciembre de 2019 1:16 PM

Cuando los sueños se hacen realidad

El recorrido de Olivia

Olivia posa con el vestido de su baile de graduación, mientras sus padres la miran

Olivia, una paciente de 19 años de los Hospitales Shriners para Niños - Canadá, es de Cape Breton, Nova Scotia. Nació en forma prematura con lo que inicialmente se diagnosticó como un "caso leve" de parálisis cerebral, que le afectaba la pierna y el brazo derechos. Olivia y su familia viven en un pequeño pueblo rural, y el hospital grande más cercano queda a unas cinco horas en auto de allí.

Por suerte, cuando Olivia aún era pequeña se pudieron tratar los problemas principales de su pierna y se le realizó la primera cirugía. Gracias a un procedimiento para alargar el tendón de Aquiles, empezó a apoyar mejor el pie al caminar. Sin embargo, aún no se había encontrado una solución para su brazo, por lo que pasó gran parte de su infancia con el puño cerrado, tenso y pegado el pecho, algo que la "volvía loca". Le costaba mucho realizar algunas actividades escolares comunes, como deportes o música, con una sola mano, y cuanto más estrés sufría, más apretaba el puño.

Olivia tenía 13 años cuando su madre, Nicole, oyó hablar de Alyssa, expaciente del Hospital Shriners de Canadá y también oriunda de Cape Breton. Alyssa fue noticia en los medios locales cuando la coronaron Miss Canadá, y habló públicamente sobre su experiencia con la parálisis cerebral y la atención que había recibido en el hospital. Su historia abrió todo un mundo de posibilidades para Olivia y su familia, y trazó el camino que los llevaría al Hospital Shriners de Canadá.

"Si me dijeran que por su problema Olivia jamás podrá hacer ciertas cosas, eso sería diferente", dijo Nicole. "Pero, como madre, no quiero que me digan que mi hija no podrá hacer esas cosas por la zona donde vive, o que podría hacerlas si viviera en otro lugar con hospitales y cirujanos más especializados". La experiencia de Alyssa animó a Nicole a contactarse con la familia de la joven, y poco tiempo después viajaban hacia Montreal.

Desde su primera visita, Olivia ha estado en varias ocasiones en el Hospital Shriners de Canadá, donde trabajó estrechamente con la cirujana ortopédica Chantal Janelle, M. D., FRCSC, y la terapeuta ocupacional Nathalie Bilodeau para buscar soluciones que la ayudaran con su brazo. "La Dra. Janelle era renuente a hacer algo permanente al principio, y se tomó el tiempo necesario para hacerle varias pruebas a Olivia porque no quería empeorar su situación, algo que me daba mucha tranquilidad como madre", contó Nicole. A lo largo de los años, la Dra. Janelle probó medicamentos en diferentes zonas de la mano y el brazo de Olivia para paralizar músculos específicos. El objetivo era tener la posibilidad de observar y decidir la estrategia más eficaz para la cirugía.

A Olivia se le realizó la cirugía cuando tenía 17 años. "La Dra. Janelle le extrajo un músculo de la parte inferior de la mano y se lo trasplantó a la parte superior, así que lo que antes le tiraba la mano hacia abajo ahora se la tiraba hacia arriba", explicó Nicole. "También le cortaron los músculos flexores de los dedos, se los alargaron y se los reimplantaron para que tuvieran más elasticidad". Por lo general, los pacientes vuelven a su casa para hacer terapia ocupacional y van periódicamente al hospital, pero como a Olivia se le había realizado un procedimiento ultraespecializado, tuvo que ir y volver con bastante frecuencia. Primero, fueron visitas semanales; luego, mensuales; y en octubre volvió para realizarse su control médico semestral. A primera vista, nadie nota que tiene parálisis cerebral, ya que puede mantener los brazos a los costados en una postura cómoda. "No sé qué habríamos hecho sin la Dra. Janelle", dijo Nicole.

Si bien Olivia y su familia aseguran que su experiencia en el Hospital Shriners de Canadá ha sido maravillosa de principio a fin, aún no ha terminado por completo. Como Olivia cumplirá 19 en noviembre, la Dra. Janelle quiere asegurarse de que hagan todo lo posible por ella mientras siga siendo su paciente. Olivia estudia Educación para la primera infancia, y su objetivo es poder retribuir algún día al sistema de atención médica de los Hospitales Shriners para Niños enseñando a los niños más pequeños. Fueron tantos los viajes que hizo con su familia de Cape Breton a Montreal que Olivia se enamoró de la ciudad y espera poder mudarse a ella definitivamente algún día. "Es mucho mejor para ir de compras", aseguró. "Hasta conseguí mi vestido para el baile de la graduación".

Olivia terminó la escuela secundaria el año pasado y estaba muy nerviosa por esa ocasión tan especial. Antes de la cirugía, nunca se tomaba fotografías sin ocultar su brazo, pero ahora, justo a tiempo para su graduación y el baile, Olivia pudo posar con orgullo con su brazo a su lado. Pasó todo el año practicando para ese momento, ensayando cómo caminaría por el escenario para ir a aceptar su diploma. "Quería poder darle la mano como todos los demás", contó. Y eso fue exactamente lo que hizo. "Fue fabuloso. De verdad fabuloso".