Saltar a navegación

La historia de Sol

ícono de categoría de historias

Curar con música

Sol con Harry y mamáDespués de su primer cumpleaños, los doctores de Sol notaron la forma anormal de su columna vertebral y le diagnosticaron cifoescoliosis, una curvatura de la columna vertebral en dos planos. Sol, que cumplió 16 años en 2017, inició el tratamiento en Ecuador donde nació, pero para el año 2007, su cifoescoliosis había avanzado al punto que le estaba afectando las rodillas y su capacidad de caminar. Sus médicos le recomendaron los Hospitales Shriners para Niños - Philadelphia, famosos por su experiencia en el tratamiento de muchos tipos diferentes de escoliosis y muchas afecciones graves e inusuales.

Su escoliosis era tan grave que tuvo que hacerse siete cirugías. Los médicos, el personal, fisioterapeutas y especialistas en desarrollo infantil trabajaron juntos para crear un plan de tratamiento único para ella y, al hacerlo, descubrieron algo que le cambiaría la vida para siempre.

El especialista infantil de Sol notó que reaccionó cuando escuchó música y mostró gran interés en cantar y tocar instrumentos. Con la ayuda de la terapeuta musical de los Hospitales Shriners para Niños - Philadelphia, Jackie Macri, MA, MT-BC, Sol aprendió a usar el canto como método de curación. Le dio una salida para expresar el dolor que sentía.

"Sol comenzaba sus sesiones de musicoterapia acostada en la cama, con demasiado dolor como para levantarse. Durante el transcurso de la sesión, eventualmente se sentaba para cantar", recuerda Jackie. "En los Hospitales Shriners para Niños nos enfocamos tanto en las necesidades físicas como emocionales de nuestros pacientes mediante una variedad de opciones de tratamiento. La musicoterapia es una de ellas".

El programa de musicoterapia ayudó a Sol a controlar su dolor y le proporcionó un apoyo tanto físico como emocional. El canto aumentó su capacidad pulmonar y fortaleció su diafragma. También le ayudó a aumentar su confianza, autoestima y energía y así sobrellevar el arduo proceso de recuperación.

"Hubo muchas veces que ella tuvo ganas de rendirse ya que el dolor era demasiado, pero la música le ayudó a superarlo", declaró Maria, la madre de Sol. "Era lo que la motivaba cada semana".

Sol ahora está estudiando para ser cantante de ópera y ya camina sin ayuda de nuevo. Sol atribuye a dónde está hoy en día a la atención especializada y apoyo que recibió en Hospitales Shriners para Niños. En marzo de 2017, apareció en el Harry Show con su terapeuta musical, Jackie, para compartir su increíble historia. El segmento se puede ver en YouTube.