Saltar a navegación

Katy: inspirar a otros para mantenerse fuertes y positivos

ícono de categoría de historias

¡Superheroína de la escoliosis! Paciente comparte su experiencia para ayudar a los demás

KatyA Katy, de dieciséis años de edad, le diagnosticaron escoliosis desde el nacimiento; sin embargo, no fue hasta desarrollar un crecimiento repentino en la adolescencia que comenzó a experimentar los síntomas.

"Ahí fue cuando el dolor empeoró. Comencé a notar algunos cambios posturales y problemas de respiración", comenta Katy. Vio a varios médicos que le brindaban muy poco aliento; por el contrario, le informaban acerca de lo que no podría hacer debido a la escoliosis.

"Escuchamos algunas cosas escalofriantes en ese entonces. Un médico me dijo que básicamente no podría caminar ni cantar", recuerda Katy. Eventualmente, Katy visitó al cirujano de la columna vertebral Stephen Santora, M.D., en los Hospitales Shriners para Niños - Salt Lake City. "El me ayudó a recuperar mi vida", comentó.

El Dr. Santora sometió a Katy a una cirugía de fusión espinal para reparar una curva de 68 grados, en el otoño de 2015. Después de una recuperación que Katy denomina un "camino lleno de baches", la adolescente cuenta que ahora está cumpliendo sus sueños. A Katy le encanta cantar y hasta logró pasar a la segunda ronda de preaudiciones no televisadas en la competencia de canto de NBC, The Voice. También le encanta ayudar a los demás, lo que lleva a cabo como defensora de las discapacidades en los medios sociales.

Katy dice que la escoliosis le ha ayudado a desarrollar un gran sentido de la empatía, la perseverancia y la valentía. Katy documenta sus experiencias en Instagram bajo el perfil @Scoliosis.Superhero. Tiene más de 1,000 seguidores, incluidas muchas chicas adolescentes con escoliosis, que buscan aliento y consejos. Ahora se está expandiendo para incluir otras afecciones y para convertirse en una campeona contra el acoso escolar.

Katy afirma que los médicos y el personal de los Hospitales Shriners son como familia para ella. "Hemos sido bendecidos por los Hospitales Shriners para Niños. Siento el amor allí…se siente más un hogar que cualquier otro hospital en el que haya estado. La escoliosis no me define; sin embargo, siento que me ha hecho más fuerte".