Saltar a navegación

El Hospital Shriners de Tampa celebra la visita hito de perro de terapia de la raza golden retriever

ícono de categoría de historias

RileyPara Riley, el perro de asistencia, el 5 de abril fue un día diferente. Los equipos de cámara recibieron al Golden retriever en su ingreso al trote, preparado para saludar a los pacientes del Hospital Shriners de Tampa, por 200.ª vez.

Durante casi cinco años, Riley y "papá" Marc Rebhun llevan sonrisas a los rostros de las familias de nuestros pacientes, el personal, los voluntarios, otras visitas del hospital y los Shriners. Riley conoce el hospital tan bien que lleva a Marc de un lugar a otro, y siempre sabe qué le espera al doblar: brazos abiertos, rostros felices y, a veces, bocadillos de banana.

La visita hito de Riley no fue la diferencia, excepto por el comité de bienvenida de fotógrafos que lo siguió por todos lados. Riley se detuvo para posar para las fotos, acercarse a los rostros familiares para un mimo y hacer lo que sabe hacer mejor: reconfortar y traer alegría a los pacientes que quizá enfrentan retos físicos importantes o una cirugía próxima.

Además de sus visitas frecuentes al hospital, Riley es un concurrente habitual en el campamento Care-A-Lot, organizado por el personal del hospital para pacientes que de otra forma no podrían asistir a un campamento de verano. Además jamás se pierde la visita de los jugadores al hospital que precede el juego anual East-West Shrine. Un dato curioso: si echa un vistazo al mes de enero en el calendario del juego East-West Shrine de 2017, lo verá entre la multitud, sentado pacientemente y esperando su turno para conocer a las estrellas.

Riley es un perro de rescate de Golden Retriever Rescue of Mid Florida. La organización lo obtuvo de una familia que lo compró y se dio cuenta de que no estaba preparada para la energía del típico cachorro de Golden retriever. Rebhun y su familia se postularon en el refugio y adoptaron a Riely el 28 de noviembre de 2010.

"Fue un éxito inmediato cuando salíamos a pasear por el vecindario", dijo Rebhun. "Riley comenzó a tomar clases de entrenamiento y aprobó su evaluación con Therapy Dog International justo después de haber cumplido dos años. Menos de dos meses después comenzó a hacer trabajo voluntario en los Hospitales Shriners para Niños de Tampa".

Los empleados del hospital entregaron a Riley y a Marc un certificado de reconocimiento por la dedicación de Riley, además de una cesta de golosinas y juguetes donados por PetSmart de Wesley Chapel. De inmediato probó uno de sus juguetes, tirando de un perro largo, rojo y ruidoso para ostentar por ahí.

"Fue el mejor día", dijo Marc. "Para mí, para Riley y para todos. ¡Muchas gracias!"

¿No pudo leer la noticia? Véala.