En los Hospitales Shriners para Niños, la salud y la seguridad de los pacientes, familiares, voluntarios y personal es nuestra máxima prioridad. Debido al avance de la situación causada por la COVID-19, estamos haciendo un seguimiento riguroso de las actualizaciones enviadas por los departamentos de salud locales y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y estamos respetando sus recomendaciones al pie de la letra.

Si su hijo/a tiene una cita próximamente, comuníquese con el Hospital Shriners para Niños correspondiente.

Actualización  de información para los visitantes de Hospitales Shriners para Niños - St. Louis

Saltar a navegación

Pie equino varo

Pie equino varo

El pie equino varo es un defecto de nacimiento común con una tasa de incidencia de uno o dos niños por cada 1,000 nacimientos. La causa se desconoce pero a veces se puede determinar en el útero. El pie equino varo es dos veces más común en varones que en mujeres.

Puede afectar a uno o los dos pies. El pie equino varo hace que el pie gire hacia abajo y adentro, y afecta los tendones y ligamentos no solo del pie, sino también del músculo de la pantorrilla.

Aunque no es doloroso para el bebé, es mejor corregir el pie lo antes posible para cuando no le afecte cuando empiece a caminar.

Los médicos de los Hospitales Shriners para Niños - St. Louis Mark Miller, M.D., y Pooya Hosseinzadeh, M.D., usan el método Ponseti para tratar el pie equino varo, que implica el uso de una serie de yesos, cirugía para alargar el tendón y uso de aparatos ortopédicos. El progreso de cada niño es diferente así que la duración del tratamiento y la cantidad de yesos variará.

El pie equino varo no se corrige solo y puede ser leve a grave. Se debe usar un aparato ortopédico 23 horas al día por tres meses, luego 18 horas al día por tres meses y luego 12-14 horas al día hasta que el niño tenga cuatro años. Si no se usa el aparato ortopédico el pie equino varo se vuelve a formar.

Tratamiento de pie equino varo: tres fases

  1. Yesos: series de yesos que se cambian cada una a dos semanas para estirar y reposicionar el pie suavemente
  2. Tenotomía (alargamiento de tendón): se corta el tendón de Aquiles para alargar el tendón
  3. Aparatos ortopédicos: diseñados para evitar que el pie equino varo vuelva a formarse; los sistemas de aparatos ortopédicos varían